Raíz de amor

Selección de Ana Pelegrín
Alfaguara, 1999

Ana Pelegrín nos presenta en esta antología una recopilación de poemas de amor de autores hispanohablantes, contemporáneos la mayoría de ellos, aunque también aparecen algunos de los poemas de amor más clásicos de nuestra literatura.

La selección se agrupa en cinco categorías, dependiendo del tema escogido o del momento amoroso que se pretende ilustrar. Así, tenemos los poemas de enamorados, o del primer amor, los poemas del desengaño amoroso, sonetos clásicos junto a otros modernos, poemas que hablan de la infancia y otros más inclasificables que hablan del amor desde puntos de vista más originales e inusuales.

La selección, en ciertos apartados excesivamente subjetiva y traída por los pelos, da como resultado un mosaico de estilos muy diverso, desde el clásico soneto lleno de imágenes y giros a la poesía más directa y llena de neologismos o frases más prosaicas. Uno de los ejemplos está tomado de Jairo Anibal Niño: “Cómo no me vas a querer / si acabo de ganar / -por amplio margen- / la Vuelta a Colombia en bicicleta / y el Tour de Francia.”
En esta línea de poesía directa pero menos prosaica, encontramos también a Benedetti (tan sólo se ha incluido un poema de él en toda la selección) con un precioso poema de desamor llamado “Corazón Coraza”: “tengo que amarte amor / tengo que amarte / aunque esta herida duela como dos / aunque te busque y no te encuentre / y aunque / la noche pase y yo te tenga / y no.”

Y también tenemos un poema del lúcido, pese a sus cosas, Leopoldo María Panero, “Peter Punk”: “Peter Punk es el amor y Campanilla su princesa / en el cielo están buscando el secreto de la nada / todos los niños extraviados”.

Entre los clásicos figuran algunos romances, poemas de Quevedo, Góngora y un magnífico soneto de Garcilaso, “Escrito está en mi alma”: “Cuanto tengo confieso yo deberos; / por vos nací, por vos tengo la vida, / por vos he de morir y por vos muero.”

Figuran también de manera destacada los exponentes de la generación del 27: Lorca, Gerardo Diego, Alberti, Pedro Salinas…

En conjunto es una selección muy agradable de leer, y asímismo muy heterogénea, aunque se hecha de menos, por citar alguno, a Angel González (citado, por cierto, en la bibliografía), y se observa una excesiva presencia de ciertos poetas, y en cambio una escasa presencia de otros, quizá más grandes que aquéllos, como Benedetti o Cernuda.

1 comentario en “Raíz de amor

  1. PAanu
    12/06/2009 a las 09:12

    Yo tengo este libro, está muy bueno, muy padre. A mi hace poquito me entro el amor a la poesía y ver todo lo que se siente, se cree… ah! es maravilloso!

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *