La Luna

Anne Herbauts
Ilustraciones de la autora
Traducción de Esther Rubio
Editorial Kókinos. Madrid, 2000

Álbum de formato gigantesco, muy apropiado para que el niño lo mire acompañado de un adulto, o en la cama, o tumbado sobre el suelo. Es un álbum magnífico, en el que destacan de manera especial las magistrales ilustraciones: preciosistas, evocadoras, cercanas al naif, de una belleza extraña y llamativa que transmite toda la serenidad mágica y poética de la noche.

Es un cuento para la hora de dormir, dirigido a niños muy pequeños, en el que se narra todo lo que hace la luna. Una original y acertadísima personificación de la luna, mezcla de abuela y niña, de hada y diosa, es decir, un icono femenino-maternal que proviene de mitos ancestrales. Y esta simpática y protectora luna trabaja para que los niños tengan felices sueños: se levanta al anochecer, se lleva la bruma, echa las cortinas de todas las casas, planta sueños agradables, encierra a las pesadillas en un armario, siembra el rocío sobre los campos, se va a la cama… Es una conjuradora de peligros que cumple entero el ciclo de la noche; final circular, cerrado, hipnótico, que tranquiliza al niño como una nana sin apenas palabras.

Porque el texto, breve, lírico, exacto, late en un segundo plano y apoya perfectamente como una agradable música de fondo el destacado protagonismo de las ilustraciones. Un álbum fuera de serie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *