Entradas escritas por Ch. F. Villaseñor

El corazón de Júpiter

El corazón de Júpiter

Es una historia previsible, sí, en la que cada paso lleva a otro que se prevé fatal, pero… pero llegamos al desenlace. Es tan sorprendente, desgarrador, demoledor, angustioso, que te deja el alma hecha añicos, y simplemente por eso, por ponerte frente a tus miedos, ya merece la pena. A pesar de su previsibilidad, y de tocar temas que no por ser importantes, dejan de ser cansinos cuando son tan reiterativos, es una lectura muy recomendable.

Uno de ellos

Uno de ellos

Unas mini vacaciones en una finca, herencia familiar que, desde el primer momento, no auguran nada bueno. La muerte inesperada de Sawyer, la mascota. Unos extraños sonidos, como de grifos que gotean. Bombillas que estallan y que, al principio, se explican como subidas de tensión. Y al llegar la noche, todo lo que resulta normal con luz, se vuelve siniestro, terrorífico, mortal…

Todo empezó en el Thyssen

Todo empezó en el Thyssen (M. A. Ortega)

“… la gente prefiere lo procaz; como mucho se deja llevar por lo eficiente. Hoy el milagro reside en que con un ordenador puedas intercambiar alguna estupidez con alguien que está en Japón, cuando lo verdaderamente milagroso sigue estando en la belleza, en esas manos, en ese rostro…”. Quien habla de este modo es Saúl, un joven que Susana, estudiante de 2º de la ESO, ha conocido mientras contemplaba el cuadro de Van Eyck La Anunciación, que se encuentra en el Museo Thyssen de Madrid. Y precisamente va a ser ese encuentro fortuito (aunque luego se descubre que no lo ha sido tanto) el que deparará a ambos una sorprendente historia, conjugando fantasía, trama policiaca e historia de amor juvenil. Una historia tan sorprendente que… no parece muy creíble, debo decir.

El Planeta de los Árboles de Navidad

A Marco le han regalado un caballo balancín por su cumpleaños. ¡Menuda idea ha tenido su abuelo! Los caballos balancines, todo el mundo lo sabe, son para niños de guardería, pero no para cuando cumples nueve años. Solo que este caballo balancín no es un juguete cualquiera, sino una nave espacial que le llevará a un planeta, muy, pero que muy raro.

Soy feliz, no me preocupo… soy yo quien tiene preocupado al mundo

Soy Feliz, no me preocupo

Con la delicadeza y poesía con que nos tiene acostumbrados el escritor e ilustrador taiwanés, este último título publicado habla de miedos y preocupaciones, tristezas y angustias, en fin de emociones y sentimientos que nadie como Jimmy Liao plasma a base de color e ilustraciones llenas de magia.