Pepa Guindilla

Ana Campoy
Ilustraciones de Eugenia Ábalos
Madrid: Nórdica Libros, 2021

Con solo leer unas pocas páginas, una ya tiene la sensación de conocer a Pepa como de toda la vida, como si existiera de verdad, porque Pepa es como cualquier niña «de casi diez años», con sus inquietudes, sus preocupaciones y sus pequeños travesurillas sin importancia (que a veces son de «magnitud estratosférica»…). Vamos, una niña de lo más normal y, al mismo tiempo, excepcional. Esa doble cualidad es lo que la hace tan especial y por lo que es prácticamente imposible no cogerle cariño desde el principio. Con una ligera rebeldía propia de la edad, que no es más que el síntoma de estar empezando a dejar la infancia atrás, es un personaje verdaderamente entrañable, auténtico. Su naturalidad y desparpajo dotan esta historia de gran verosimilitud y universalidad.

En realidad, los personajes son uno de los fuertes de la novela: todos están muy bien definidos, y cobran vida y movimiento gracias a las maravillosas ilustraciones llenas de color de Eugenia Ábalos. Con un lenguaje que fluye con una naturalidad asombrosa, este libro resulta una lectura ligera, entretenida y muy divertida.

Además, por si todavía fuera necesario normalizar otro tipo de familias que no son, digamos, estructuralmente típicas («familias de diferentes tamaños»), la creadora de Pepa, Ana Campoy, lo hace de forma maravillosa a través de la protagonista y su mejor amiga, Bárbara: ambas familias muestran padres que se han separado y que han formado nuevas parejas, familias en las que sus miembros ya no son solo padre + madre + hijos, sino que también incluyen padrastros, madrastras (que están lejos de ser «el malo o la mala de la historia», por cierto), medio-hermanos, abuelas por adopción y mascotas con bigotes.

La historia de Pepa Guindilla, con un precioso y cuidado envoltorio en tapa dura, es en definitiva una opción más que recomendable para todos los lectores que quieran pasar un buen rato con las travesuras de esta encantadora niña pelirroja y su «re-arrejuntada familia».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.