Libros

Nueve formas de enseñar a los niños a odiar la lectura (Gianni Rodari)

Escuela-de-fantasia

Escuela fantasía recoge una serie de artículos de Gianni Rodari publicados en la prensa italiana entre los años 1966 y 1981 (Il giornale dei genitori, Pese Sera, Riforma della scuola…) sobre “educación para profesores, padres y niños”, como reza el subtítulo. Al igual que en su conocido ensayo Gramática de la fantasía (Booket), en esta colección de artículos se habla de literatura y escritura y se dan pistas para inventar historias, pero también hay lúcidas reflexiones sobre educación en su sentido más general.

Feliz Feroz

Feliz Feroz

¿Tenía familia el peligroso lobo que acechaba a Caperucita Roja? ¿Cómo se comportaba con sus seres queridos? En este libro de El Hematocrítico, su primera obra dirigida al público infantil, descubriremos más sobre este personaje, pero el verdadero protagonista de la historia no es Lobo Feroz, sino su sobrino, Lobito, que, aunque destinado a alcanzar las más altas cotas de maldad, no parece estar muy interesado en comer animales o ancianitas.

Los fantastibulosos mundos de Roald Dahl

Los fantastibulosos mundos de Roald Dahl

Con motivo del centenario del nacimiento de Roald Dahl, al que muchos consideramos el mejor escritor de literatura infantil que ha existido, la editorial Urano -en su sello Uranito- publicó a finales del pasado año este curioso libro que disfrutarán todos los admiradores del autor británico. A modo de cuaderno de notas de gran formato, con una edición muy cuidada, recorreremos los entresijos de sus obras infantiles más conocidas, y también conoceremos datos curiosos sobre su vida y su forma de escribir.

La fea costumbre de Conejo

La fea costumbre de conejo

Este que hoy recomendamos es el primer libro infantil de su autor, Julian Gough, e inaugura la serie “Osa y Conejo”, con dos títulos publicados hasta el momento, y un tercero que verá la luz dentro de pocos meses, a principios de 2018. En La fea costumbre de Conejo se nos presenta a los protagonistas de estas historias, una osa inocente y de buen carácter, y un conejo cascarrabias pero de buen corazón (aunque tarda uno en darse cuenta).

El chico de la flecha

El chico de la flecha

Valores universales como el amor, la amistad, el aprendizaje y la justicia hacen posible que culturas, épocas y lugares converjan hasta el punto que resulta imposible ubicar con exactitud a qué momento de la civilización humana pertenecen. Es lo que ocurre en la novela juvenil histórica El chico de la flecha de la escritora bilbaína Espido Freire. Nos adentramos en el siglo I d.C. de la mano de Marco, un adolescente huérfano que, junto con su hermana pequeña, vive en la casa de su tío Julio en Emerita Augusta, considerada una de las capitales más importantes del Imperio y la actual Mérida.

La esposa del Conejo Blanco

La esposa del conejo blanco

El universo creado por Lewis Carroll ha dado mucho juego en la literatura infantil, y sus personajes han calado tanto en el imaginario cultural que decir “conejo blanco” o “reina de corazones” no se asocian intuitivamente con el reino animal o un juego de cartas, sino con los personajes de Alicia en el País de las Maravillas. “Que le corten la cabeza” o “No-cumpleaños” son también expresiones que todos reconocemos, y alguna vez hemos usado. Este impacto en la cultura universal, desde su publicación a mediados del siglo XIX, es la causa de que en base a la obra de Carroll se haya generado un sinfín de libros, películas, juegos…

Nostalgia de LIJ: Elvis Karlsson

Elvis-Karlsson-Alfaguara

Normalmente, no se utiliza el nombre del personaje principal para dar título a una obra. Pero, cuando este posee una fuerza gravitatoria tal que el resto de la creación narrativa que le circunda solo puede orbitar alrededor de él, igual no quede más remedio. Mr Gwyn, de Baricco, es un ejemplo. Otro, ya cinematográfico, Forrest Gump. Y Elvis Karlsson también presenta, por supuesto, este perfil.

Cuando seamos grandes

Cuando seamos grandes

Un álbum con hojas de cartón para primeros lectores que juega, como tantos otros que se publican hoy en día, con los personajes de los cuentos clásicos, dándoles un giro sorprendente. Originalmente publicado por la editorial L’Ecole des Loisirs, la historia destila ese humor tan característico que es una de las señas de identidad de este sello francés: frases cortas, escenas minimalistas y efectivas, y la expresividad cómica de los personajes.

Aventuras y desventuras de los alimentos que cambiaron el mundo

Aventuras y desventuras de los alimentos que cambiaron el mundo

A Fin de Cuentos es una joven editorial con tan solo dos títulos en el mercado. Uno de ellos es esta obra divulgativa que de forma amena nos acerca la historia de quince ingredientes que hoy forman parte de nuestro día a día, pero que no siempre estuvieron con nosotros. El trigo, el arroz, el pimiento, el café, el maíz, el tomate…

El arenque rojo

El arenque rojo

El arenque rojo es un libro peculiar. Es ideal para aquellos que nos podíamos pasar horas entretenidos buscando a Wally incluso después de haberlo localizado. En este caso no hay que buscar a un señor con un jersey a rayas y un gorro, sino a un arenque rojo en medio de un parque… Sí, sí: un arenque paseando por un parque en medio de una ciudad… Como he dicho, es un libro peculiar.

Cortázar

Cortazar

Las viñetas nos conducen a través de una biografía marcada por viajes, enfermedades que fraguaron su pasión por la lectura, mujeres que transformaron su existencia, autores que apostaron por los primeros escritos, recuerdos de una infancia confusa y, sobre todo, el sabor de las historias que calaron definitivamente en su personalidad y el poético bullicio de aquellas ciudades, como París, en las que Cortázar lector se transformó definitivamente en Cortázar escritor.

Mi amor

Mi amor

El cuento, ideal para ir a dormir, es perfecto para inculcar seguridad en los más pequeños. Porque la mayor seguridad de la vida la da el saber que tu madre, pase lo que pase, seas quien seas, hagas lo que hagas… te querrá siempre. Es bueno recalcar que, hasta cuando estamos enfadados, les queremos. Que, hasta cuando no estamos con ellos, les queremos. Que les queremos siendo buenos, siendo “malos”, siendo valientes, cobardes, charlatanes, callados.