Tus ojos

Tus ojos (Eduardo Abel Giménez y Cecilia Afonso)Eduardo Abel Giménez
Ilustraciones de Cecilia Afonso
Buenos Aires: Calibroscopio Editores, 2014

El apasionado lector que soy de poesía nunca imaginó que pudiera escribirse un libro cuyo único tema fueran los ojos, y que todos sus poemas comenzaran con el mismo verso: “Tus ojos son”.

Y menos aún, que no resultase repetitivo ni monótono. Ni tampoco cursi o sensiblero, pues, como ya se imaginan, esos ojos son los de la amada. Aunque esto último soy yo quien lo lee así.

Sea como fuere, los veintiocho poemas que componen este libro de Eduardo Abel Giménez contienen todas las imágenes posibles que uno pueda imaginar sobre unos ojos que no nos son indiferentes y que, de algún modo, nos conmueven.

Y no crean que siempre esas imágenes son amables o cariñosas o tiernas, no. A veces son ásperas, ambivalentes, un poco distantes, contradictorias.

Un poemario que bien podríamos nombrar con aquellos versos de Benedetti: “Hay cierta alegría en saber que aún podemos estar tristes”.

No conozco a Eduardo Abel Giménez, ni he leído antes ningún otro libro de él, pero reconozco que he viajado por sus poemas como si estuviera de alguna manera familiarizado con su universo poético.

Los poemas de Tus ojos no aparecen solos, pues se trata de un libro ilustrado. Trece ilustraciones de Cecilia Afonso iluminan otros tantos poemas, con imágenes, fotografías de objetos mínimos, siempre sobre una madera, que bien podría ser el tablero de una mesa.

Un mundo pequeñito —siempre lo íntimo humano tiene la capacidad de convertirse en universal—, acorde con las imágenes que evocan los poemas. Trece ilustraciones que crean un discurso estético paralelo, de una íntima belleza, de una equilibrada sensibilidad, de un rigor geométrico y compositivo digno del mejor pintor constructivista.

Conocí la obra de esta ilustradora pocos días antes de descubrir el libro, y reconozco que fue el deslumbramiento que me produjo su obra la razón por la que adquirí el volumen. Hay en el trabajo de Cecilia Afonso una sensibilidad extrema, una paciencia oriental en la construcción de estos escenarios mínimos, no por complejos sino por meditados, una inteligencia sensible que apela a la excelencia.

Hay que felicitar también a sus editores por la, a pesar de modesta, o mejor, quizá también por ello, cuidada edición: las capitulares en una segunda tinta, no siempre la misma, que, cuando coinciden con una ilustración, apelan en su color a ella.

Sí lamentar que la fotomecánica no esté a la altura de estas hermosas imágenes. Tratemos, pues, de que se agote el libro, y así, exista una segunda edición en la que esta distorsión ajena a sus hacedores, se evite.

Tus ojos (Eduardo Abel Giménez y Cecilia Afonso)

1 comentario en “Tus ojos

  1. Beatriz Rodríguez Martínez
    20/07/2015 a las 13:37

    Son bellos cuentos que me han acariciado el alma, hasta me sentí niña otra vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *