¡Shrek!

ShrekWilliam Steig
Traducción de Elena del Amo
Barcelona: Libros del Zorro Rojo, 2012

Quizá el becario de @editorindignado se alegre de que al fin hayan publicado el libro de su película de animación favorita, pero lo cierto es que este álbum del dibujante y escritor norteamericano William Steig se publicó más de diez años antes del estreno de la saga cinematográfica. De hecho, falleció antes de ver en pantalla la segunda entrega de las aventuras de su personaje, en 2004.

El nombre, ahora muy popular, del ogro protagonista de este álbum proviene del hebreo, y viene a significar algo así como “miedo” o “terror”. Así lo presenta el autor en el primer párrafo: “Su madre era fea y su padre era feo, pero Shrek era más feo que los dos juntos”. Sin duda un gran arranque que da idea de por dónde va a ir el resto del libro.

Este álbum supone una de las más conseguidas parodias de los cuentos tradicionales (hace un tiempo os recomendábamos otra de Caperucita, sin olvidar los geniales cuentos en verso de Roald Dahl). Tenemos como protagonista al malo de los cuentos, un ogro verde, feo y malvado, que es expulsado del “negro agujero donde se había criado” por sus padres para que saliera al mundo a hacer todo el daño que pudiera. En su camino, Shrek encuentra a dragones, brujas, campesinos, vence a los elementos de la Naturaleza… Incluso tiene un sueño muy desagradable en el cual se encuentra rodeado de niños felices y pájaros cantarines. Después, encuentra a un fiel compañero, en forma de burro charlatán, que le lleva a cumplir su destino: salvar a la “princesa repulsiva” del castillo custodiado por un caballero con armadura y espada, que define a su cautiva como “un espantajo de alcurnia”. Y como todo cuento tradicional, este también tiene un final feliz, aunque no comieron perdices, sino que pasaron el resto de su vida “horriblemente felices, asustando a cualquiera que se cruzara en su camino”.

Lectores de cualquier edad disfrutarán con este álbum, mejor si no han visto aún la película (que de hecho es bastante más amable que el libro). Y seguro que los más pequeños se aprenden de memoria los románticos versos que se dedican los dos ogros enamorados: “Tus callosas verrugas, tus sonrosados granos, como viscosas ciénagas y pestilentes pantanos…”. Además, si tienen la imaginación suficiente, no les costará inventar la heroica y divertida historia de otros personajes maltratados por la tradición: brujas, trolls, dragones…

Shrek (ilustración de William Steig)

Shrek (ilustración de William Steig)

1 comentario en “¡Shrek!

  1. 24/10/2012 a las 11:04

    Yo creo que llama más la atención a adultos que niños. Últimamente me apena descubrir que los niños de hoy (ya hablo como una abuela) son un poco reacios al terror (molón).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *