Recicla y construye (colección)

Javier Solchaga
Madrid: Anaya, 2004

Con la nueva serie “Recicla y Construye”, Sopa de Libros amplía el foco de su mirada hacia un nuevo ámbito no estrictamente literario: el de la expresión plástica. Plantea como propuesta la elaboración de sencillas figuras a partir de materiales de desecho (cartón, recipientes vacíos, pinzas, palos, cuerdas), en relación con cuatro contenidos temáticos que se corresponden con los títulos de la colección: Animales salvajes, El circo, Personajes de cuento y El castillo. Cada uno de los libros incluye instrucciones muy claras y precisas para la construcción de trece personajes o animales, apoyadas en dibujos que muestran la secuencia del proceso y que se completan con una fotografía a toda página (con la calidad de una ilustración) del resultado final. La colección presenta un cuidado diseño, limpio y atractivo, con un formato cuadrado, muy manejable y encuadernación en tapa dura.

El proyecto representa una reivindicación de la capacidad de los niños para desarrollar su creatividad frente a la gran corriente dominante que les ofrece entretenimientos pasivos y acabados. Con la ayuda de una persona mayor o de forma autónoma, la construcción de estos personajes les acercará a la satisfacción que puede procurar la confección de sus propios juguetes. En todos los casos, se trata de figuras elementales que implican procedimientos muy simples pero que, una vez terminados, presentan un aspecto enormemente atractivo e imaginativo en su rústico acabado. Las figuras ya construidas se ofrecen como fuente inagotable de juegos. En este sentido resulta muy adecuada la organización temática de la serie que invita a relacionar los personajes presentados para la invención de historias (circenses, de reyes y princesas, de la selva o de cuentos).

“Recicla y Construye” se ofrece como un interesante recurso para la escuela y para la familia en el horizonte de procurar a los niños una alternativa valiosa para su tiempo libre y de fomentar su imaginación, a la vez que desarrollan sus capacidades artísticas. El objetivo último sería que, una vez completadas las propuestas de los libros, el niño se embarque en la aventura de proyectar y realizar sus propios trabajos.

Recomendable para niños de todas las edades, a partir de seis años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *