Pregúntame

Antje Damm
Madrid: Anaya, 2003

Hay quien dice que leer es responder preguntas. Leemos para cuestionarnos la vida, mientras unos buscan responder preguntas concretas: ¿por qué el día tiene veinticuatro horas? o ¿qué pesa más un kilo de hierro o un kilo de paja?; otros sin buscar, encuentran las respuestas: el amor es maravilloso, que bonito es viajar.

Quien se acerque a este libro entenderá lo anterior desde la evidencia. Pregúntame tiene más de cien preguntas: ¿te acuerdas de algún sueño?, ¿por qué eligieron tus padres el nombre que tienes? o ¿has construido juguetes alguna vez?. Preguntas sencillas, preguntas transcendentes, preguntas sutiles que todos alguna vez nos hemos hecho en algún momento. Y las respuestas llegan de la manera más tentadora posible, desde la ilustración. La propuesta de Antje Damm es muy sugerente: un listado de preguntas en las páginas pares y en las impares un catálogo de ilustraciones realizadas con diferentes técnicas (fotografía, pintura, collage…) que interpretan la pregunta y sugieren la respuesta.

Estamos poco acostumbrados en este país a libros como este. Libros de imágenes, eminentemente estéticos, que buscan la educación de la mirada desde las artes plásticas. En un momento donde la imagen tiene tanta importancia, vivimos en un mundo donde la información es visual, estos libros son necesarios. Un libro-juego es más que un desplegable para jugar a la oca, o un libro de laberintos; un libro-juego es Pregúntame, un libro para compartir entre padres e hijos, un libro para jugar a conocerse. “Muchas preguntas para que los niños puedan explicarse las pequeñas o grandes cosas de la vida”, leo en el paratexto. Pues eso ¿qué esperas para descubrir el mundo?.

Puedes comenzar con la ultima pregunta del libro “¿Has pintado alguna vez tu autorretrato? ¡Empieza!”.

P.D. Este libro junto a Todo un mundo (Anaya) inaugura una nueva colección de libros singulares, “un proyecto editorial multidisciplinar” afirma Teresa Duran y concluye: “Nunca el mundo fue tan sencillamente divertido de observar…”, y es cierto.

1 comentario en “Pregúntame

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *