Piccolo y Nuvola

Piccolo y NuvolaEmilio Urberuaga
Madrid: Narval, 2012

Antes de referirme a Piccolo y Nuvola, considero muy oportuno hacer mención previa de unas palabras de Jorge Gómez Soto en su blog Literatura Infantil y Juvenil Actual: Lo que más me gusta de los álbumes sin palabras es que te convierten en escritor, sobre todo cuando los cuentas. Es una frase expresada con sencillez y cargada de un sentido común que comparto completamente, que refleja lo conseguido por Emilio Urberuaga, veterano ilustrador y autor de libros para niños que ha sido galardonado con el Premio Nacional de Ilustración 2011, en este cuento mudo que presenta a dos seres, un pájaro y una nube, que por azar cruzan sus caminos y se hacen amigos; dicha amistad tiene como consecuencia que ambos se despisten de sus respectivos grupos y emprendan viaje en su busca. Durante la travesía viven varias aventuras gracias a las cuales conocen diversos tipos de nubes: nubes negras de polución, las formadas por la erupción de un volcán o las producidas por aviones a reacción… y también distintos tipos de seres que vuelan como los propios aviones, cometas o peces voladores que siguen la estela de un barco. Cada una de las páginas del libro, caracterizadas por su lúcida y sutil economía tanto de imágenes como de colores, es como una pizarra en blanco en la que el espectador-lector puede imaginar diálogos, onomatopeyas o ruidos de fondo, lo que supone un sugestivo ejercicio de imaginación libre que a buen seguro trasciende el propósito inicial de su autor, siendo justo ahí donde radica su valor supremo, en la posibilidad de ser una obra permanente y mágicamente abierta a la inventiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *