Pequeño Vampir

Pequeño VampirJoann Sfar
Traducción de Joana Carro y Regina López Muñoz
Logroño: Fulgencio Pimentel, 2016

Pequeño Vampir es un cómic infantil que recoge siete historias protagonizadas por Fernand, un niño vampiro que vive en una mansión tenebrosa rodeado de monstruos de lo más variopinto que lo pasan fenomenal saliendo de sus tumbas, bailando y recordando viejos tiempos. Sin embargo, Fernand no está demasiado contento. Lo que quiere es ir a la escuela y relacionarse con otros niños, así que su madre le deja ir por la noche, acompañado de unos cuantos espectros que fingen ser sus compañeros, pues la escuela está totalmente vacía. Noche tras noche, Fernand se dedica a hacer las tareas del cuaderno de Miguel, un alumno real que se encuentra todas las mañanas con sus deberes hechos. Este el comienzo de una peculiar amistad que llevará a Miguel (trasunto del propio autor) a conocer el mundo de los monstruos y a vivir un sinfín de aventuras junto al pequeño vampiro Fernand.

Esta serie de Joann Sfar, uno de los creadores más reconocidos de los últimos años en Francia, se publicó desde 1999 a 2005 en la editorial Delcourt, aunque en los dos últimos años otra editorial ha continuado las aventuras del pequeño Fernand con dos nuevas historias que no están recogidas en este volumen. Pequeño Vampir es la versión infantil de otra serie de Sfar (Vampir, publicada también en España por Fulgencio Pimentel), protagonizada por un Fernand adolescente, enamoradizo, reflexivo y algo fracasado.

Pequeño Vampir es un cómic dirigido en principio al público infantil, pero que disfrutarán por igual los adultos. Sus estrambóticos personajes, su humor afilado, gamberro y escatológico a veces y sus ingeniosos diálogos divertirán por igual a todo tipo de lectores. En algunas de la historias de este volumen se habla de asuntos tan cotidianos como los problemas con compañeros de clase, pero en otras nos encontramos con peripecias mucho más fantásticas o surrealistas. Hay multitud de referencias literarias, filosóficas y religiosas (Miguel, el protagonista humano, es judío), temas que han interesado siempre al propio autor, pero están introducidas de tal manera que no son necesarias para pasar un buen rato con las aventuras de Fernand y su amigo.

Además de ellos dos, tenemos a otros personajes memorables, como el perro cascarrabias Fantomate, el escatológico trasunto de Frankenstein llamado Margarito, un cocodrilo algo bruto llamado Claudio, o la señora Pandora, madre de Vampir, comprensiva y protectora. Todos ellos conforman un universo muy estimulante que hará las delicias de los pequeños lectores, aficionados ya desde hace mucho tiempo, gracias al cine y a los libros, a este tipo de historias de humor protagonizadas por seres del otro mundo. No hay más que recordar a otro personaje de nombre muy similar, El pequeño vampiro, que devoramos una generación de lectores, o algunas creaciones más actuales, como Escarlatina, Mortina e Isadora Moon. Sin olvidar, por supuesto, a Charles Addams, precursor de este tipo de humor gráfico, que creó La familia Addams a finales de los años 30.

Pequeño Vampir

2 comentarios en “Pequeño Vampir

  1. Chinca C. Salas R
    29/06/2019 a las 22:32

    Jejejeje, has dado en el clavo, a los pequeños les encanta el misterio, las historias de zombies, vampiros de hombres lobos, todo lo que les altere los nervios y les produzca risa al mismo tiempo.

  2. 10/05/2019 a las 13:10

    Gracias por la reseña :)) Las nuevas aventuras de Fernand y su amigo Miguel llegarán en breve dentro de la misma colección. Su título, “Pequeño Vampir y los piratas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *