Pedro Mañas Romero gana el II Premio de poesía para niños Ciudad de Orihuela

Pedro Mañas RomeroUn total de 154 trabajos se presentaron a este premio que convoca Faktoría K en colaboración con el Ayuntamiento de Orihuela (Alicante). Pedro Mañas, un joven y prometedor autor que lleva un par de años en racha, se alzó con el premio, dotado con 7.000 euros, por su obra Ciudad laberinto, que será publicada coincidiendo con el Día Mundial de la Poesía, el próximo 21 de marzo de 2010.

Pedro Mañas (Madrid, 1981) es licenciado en Filología Inglesa por la Universidad Autónoma de Madrid. Además del trabajo como autor, destaca su faceta teatral, realizando montajes para público infantil y adulto con su compañía ‘La cama sin hacer’, fundada en 2006. En los últimos años ha ganado diversos certámenes literarios: el Premio de Narrativa Breve (2004) de la Universidad Autónoma de Madrid, el XXVI Concurso de Narrativa Infantil Vila d’Ibi (2007) de la editorial Anaya, el XII Premio de Literatura Infantil ‘Leer es Vivir’ (2008) de la editorial Everest y el III Premio de Poesía Infantil ‘El Príncipe Preguntón’ (2009) de la Diputación de Granada y la editorial Hiperión.

El jurado estuvo formado por el primer teniente alcalde del Ayuntamiento de Orihuela, Antonio Rodríguez Barberá; el escritor y editor Emilio Pascual, Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil; la directora de la Biblioteca Pública Municipal de Cocentaina (Valencia), Dolors Insa; la directora del Colegio Público Virgen del Belén, de La Aparecida-Orihuela, Ana María Cayuelas; Beatriz Osés, ganadora de la primera edición de este certamen con la obra El secreto del oso hormiguero; y Xosé Ballesteros, en representación de Faktoría K de Libros.

Los miembros del jurado acordaron por unanimidad que Ciudad laberinto sea la ganadora por la “buena construcción” de este poemario. Se trata de “un dibujo de la ciudad, con la suficiente cercanía -no exenta de distanciamiento- para que el lector reconozca el ámbito urbano, que se presenta con plasticidad y humor”, según las conclusiones. También lo definen como un trabajo “muy creativo, con toques saludablemente críticos, que tiene imaginación y realismo, y consigue que todas las piezas encajen en una atmósfera sensorial de gran originalidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *