Pancho

Antonio Santos
Pontevedra, Kalandraka, 2004

Los editores de Kalandraka vieron un documental en La 2. Una expedición que hacía cumbre en el Annapurna. La pantalla del televisor completamente blanca. Los alpinistas se felicitaban, los amantes de los álbumes ilustrados también: es una suerte que Kalandraka editora haya incorporado los colores claros, limpios a sus libros. Doble suerte: la tipografía no marea. Triple: La obra Pancho se adjudicó el segundo premio de las mejores ilustraciones de libros infantiles y juveniles publicados en el 2003.

Y ahora: Pancho es un elefante que vive en una selva donde todo es como tiene que ser. Pancho es terrenal y se encapricha de algo que nadie le aconseja. Algo que tiene que ver y mucho con el hombre. El hombre y los animales de la selva son incompatibles. El hombre es la perdición. Todos lo saben, Pancho no. Pancho es obstinado y no da su trompa a torcer.

Antonio Santos sabe que buscar la originalidad es el camino más seguro para no encontrarla. También sabe que la originalidad es una “hermosa tela de cuadros” para todos los escritores. Tal vez por ello no busca otra cosa que el placer de contar historias sinceras, cercanas.

Pancho es una fábula sencilla, que no mediocre, sin adjetivos grandilocuentes, con las palabras justas. Una historia que avanza hacía un final trágico, demoledor si el autor no lo remedia. Lo remedia. Y miramos al cielo. Pancho, Pancho…

Antonio Santos no sólo crea sus textos, también los ilustra. En este caso aparta los pinceles y se calza unas tijeras. Corta, recorta, modela y pega cartulinas de colores. Sin exuberancias, sin artificios escenográficos, el espacio perfectamente planificado, las figuras humanas un tanto rígidas. Y nos viene a la cabeza Matisse cuando, mermado físicamente, reinventa a su manera el espíritu del collage.

“Dibujando con tijeras”, afirmaba el genial artista francés.
“El concepto de línea sigue presente”, asegura Antonio Santos.
“Hermosa exploración, hermosa obra”, añado.

1 comentario en “Pancho

  1. Pingback: Guia definitiva para criar unos peques sanos, felices y veganos | Bio Victor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *