Otto es un rinoceronte

Otto es un rinoceronte (Ole Lund Kirkegaard)Ole Lund Kirkegaard
Traducción de Moisés Barcía
Pontevedra: Sushi Books, 2014

Sushi Books acaba de publicar varios libros del autor danés Ole Lund Kirkegaard, que en su día estuvieron publicados en la serie naranja de Alfaguara Infantil y vuelven a las librerías con una mejor presentación, encuadernación cartoné y un buen papel de interior (125 gramos, dato que nos alegra encontrar en la página de créditos junto a la tipografía).

Kirkegaard, uno de los autores daneses más queridos, nació en 1940 en Aarhus, la segunda ciudad de Dinamarca, y tuvo una breve pero fructífera carrera. Primero trabajó de marinero, pero descubrió que su cuerpo no estaba preparado para soportar la vida en el mar, y luego comenzó a trabajar como maestro, a pesar de odiar la escuela cuando era pequeño. A los 27 años publicó su primer libro, El pequeño Virgil, y desde entonces no paró de escribir literatura infantil. Libros que, en ocasiones, contaba a sus propios alumnos. En 1977 decidió abandonar la escuela para dedicarse exclusivamente a escribir. Dos años más tarde, la noche del 24 de marzo de 1979, regresaba a casa tras una velada de lectura (y alcohol), y moría congelado tras desplomarse en la calle.

Este libro que hoy comentamos (publicado en danés en 1972) quizá sea, junto a Tarzán de goma, uno de los más conocidos, al menos en España. Está protagonizado por Topper, un niño que “desde luego no era muy guapo. Su pelo era de color marrón rojizo, como el hierro oxidado, y tan grueso y duro que su madre tenía que peinárselo con un rastrillo cuando quería que estuviese un poco más presentable”. Vive con su madre en una casa roja frente al puerto, con varios vecinos, a cada cual más particular. Un día se encuentra un lápiz en el puerto, y al llegar a casa dibuja un rinoceronte en la pared, que sorprendentemente cobra vida. Un rinoceronte enorme y amarillo que pronto desencadena el caos en el edificio. Topper y su amigo Viggo intentan conseguirle comida, los vecinos ven cómo los techos de sus casas se desmoronan ante el peso del animal, y el dueño del café que ocupa la planta baja del edificio intenta sin éxito que el zoo y la policía lo saquen de allí. Finalmente, la llegada del rinoceronte trae más alegrías que penas, y todo el mundo le encuentra el lado positivo al asunto. Excepto Sille, la novia de Topper, aunque no desvelaremos por qué…

La narración y los diálogos están escritos en un estilo ingenioso, sencillo pero al mismo tiempo sorprendente, dentro de esa lógica infantil que resulta tan surrealista y cómica y que han cultivado clásicos como Rodari o Tono (curiosamente, todos fallecieron en un intervalo de dos años…), y escritores actuales como Daniel Nesquens o Pablo Albo. Las ilustraciones, del propio autor y en blanco y negro, conviven perfectamente con el texto, por su trazo suelto, irreverente, que busca el gag y prefiere mostrar las imperfecciones antes que la belleza. Un humor absurdo y costumbrista que recorre todas las páginas de este libro, en el que los personajes toman con naturalidad hechos insólitos como la aparición del rinoceronte, y tienen lugar conversaciones tan memorables como esta:

En el muelle se habían reunido muchos niños para ver al rinoceronte, pero cuando vieron al padre de Topper con su enorme barba roja empezaron a gritar todos:
—¿Podemos ver los dientes?
El padre de Topper se rio y se sacó la dentadura postiza de la boca. Todos los niños aplaudieron.
—¡Ojalá mi madre también tuviese unos dientes así! —dijo un niño.
—Antes o después los tendrá —dijo el padre de Topper—. Es una cosa que viene sola.
—¡Ostras! —dijo el niño—. Estoy deseando que llegue ese momento. Así podré pedírselos prestados para las grandes ocasiones.

Además de Otto es un rinoceronte, en el catálogo de Sushi Books podemos encontrar (en castellano, catalán, euskera y gallego) Orla Tragarranas, La aventura de Hodia de Piort y Tarzán de goma, aunque en las últimas páginas de todos los libros aparecen referencias a más títulos, nueve en total, que se publicarán próximamente.

Otto es un rinoceronte (Ole Lund Kirkegaard)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *