¡Oh!

Josse Goffin
Barcelona: MSV, 1991

Libro-juego imaginativo y sorprendente, infalible para niños prelectores.

El álbum no cuenta una historia propiamente dicha, ni tiene texto. Todo se dice con imágenes independientes que, en cierto modo, se relacionan entre sí. Dichas imágenes son aparentemente a doble página, pero las hojas están dobladas de manera que la ilustración, una vez desplegada, es aún mayor.

El libro juega con lo que se ve (una taza de café, la pipa de Magritte, una pinza…) y lo que en parte oculta (un barco, un gato, un pez…). El niño reconoce, nombra, se asombra (¡Oh!) , aprende la secuencia y dirección de las imágenes, imagina, descubre que muchas veces las cosas no son lo que parecen.

Las ilustraciones, planas, de línea gruesa, sin fondos, resultan fáciles de comprender. Siguen las pautas del estilo que se considera canónico para los más pequeños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *