Mejillones para cenar

Birgit Vanderbeke
Barcelona: La Galera, 2009

«Poco después de las siete mamá dijo, espero que no le haya pasado nada a tu padre, y yo, por pura maldad, dije, y qué si le ha pasado algo, porque de pronto me di cuenta de que mi padre era un aguafiestas y de que nos estropearía el ambiente, y de pronto deseé que no regresara jamás. Mi madre sonrió y dijo, bueno, ya veremos, y no dio la sensación de que le pareciera sorprendente o terrible que mi padre no llegara».
La familia espera el regreso del padre, que ha salido en viaje de negocios. A medida que las horas pasan y él no llega, se va organizando una «revuelta» que pondrá en cuestión todos los valores de la familia tradicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *