La maceta encantada

La maceta encantadaGemma Camblor
Ilustraciones de Esther Gili
Barcelona: Editorial Astronave, 2019.

Pasar las vacaciones de verano en casa de un familiar en el campo, en un pueblo, es algo que muchos hemos hecho en nuestra infancia. Recorrer los bosques de su alrededor, sentirnos libres para curiosear y descubrir todo aquello que en la ciudad no se nos era permitido era lo que más nos atraía de aquellas vacaciones.

Como les sucede a los protagonistas de La maceta encantada, Nara y Lucas, dos primos que pasan cada verano en casa de su tía Celia. Allí son libres para trepar por los árboles, nadar en el río y ayudar a su tía a preparar su deliciosa mermelada que, al final del verano, vende en la feria. Pero algo sucede, una plaga de insectos arruina la cosecha y su tía Celia no podrá preparar la mermelada que vendía, con lo que debe plantearse incluso vender la casa… Así que Nara y Lucas se adentran en el bosque para encontrar un bostildo, un ser mágico que vive en el Gran Bosque y que, según cuenta la leyenda, si te encuentras a uno, este debe darte un objeto mágico a cambio. Nara y Lucas han decidido pedirle uno que ayude a su tía.

Gemma Camblor, con sus textos, y Esther Gili, con sus ilustraciones, relatan una historia entrañable que nos recordará a esos divertidos veranos en el pueblo y con un punto de magia que le harán vivir a Nara y Lucas una experiencia inolvidable. Ambos sienten que deben hacer algo antes las dificultades que sufre su tía y, valientes como son, se embarcan en la aventura de encontrar un bostildo. Son optimistas, saben que van a poder encontrar la solución al problema de su tía y, quizás, sea esa la razón que les empuja, más tarde, a pensar de qué manera puede su tía hacerse rica, sin comprender que a menudo la idea más sencilla es la que realmente te puede ayudar. Las ilustraciones de Esther Gili son pura magia, sus colores nos introducen en ellas como en los cuentos de nuestra infancia, en cada página es imposible no recorrer cada detalle que tiene la casa de tía Celia, su invernadero o la naturaleza del Gran Bosque.

No es el primer libro que publican juntas Gemma Camblor y Esther Gili, y eso se nota en lo mucho que congenia la ilustración con el texto. La maceta encantada es el álbum perfecto para disfrutar en otoño y recordar con cariño nuestros veranos más mágicos. Seguro que Nara y Lucas lo harán.

La maceta encantada int1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *