La Batracomiomaquia: sangre, sudor y ancas

Descarga gratis el ebook Batracomiomaquia

Batracomiomaquia (ebook)La historia de la literatura nos ha emocionado con la épica de las grandes batallas, desde la mítica toma de Troya hasta los feroces combates del Abismo de Helm, pero es de justicia recordar que la más cruenta batalla no fue entre aqueos y troyanos, ni en ella participaron elfos ni orcos: la más épica batalla que ha dado lugar la historia de la literatura enfrentó a ranas y ratones.

La Batracomiomaquia o batalla entre ranas y ratones* es un poema épico (y cómico) atribuido a Homero, poema que fue muy popular durante muchos siglos, y que ahora, sin embargo, ha caído un poco en el olvido. Durante largo tiempo se pensó que la Batracomiomaquia era creación del autor de la Odisea; posteriormente se desechó esa posibilidad y su autoría se ha difuminado en el anonimato**. Algunas ediciones optan por recoger la influencia homérica en la autoría denominando al autor Pseudo Homero, lo que sin duda puede ser una buena opción. Pero que nadie se lleve a engaño, el autor podrá ser Pseudo Homero, pero la batalla no es una pseudo batalla, es un choque violento con víctimas, valientes héroes y un sinfín de armas esgrimidas por un sinfín de patas.

Fuera quien fuese el autor, la obra se puede incluir dentro de los textos homéricos que surgieron en la estela del inmortal ciego de Quíos (de quien no podemos afirmar ni que fuera ciego ni que naciera en Quíos). Una descripción apropiada sería denominar la Batracomiomaquia como fábula homérica, puesto que combina elementos de la fábula (de hecho, parte de la fábula de la rana y el ratón de Esopo) con el tratamiento literario épico de la Iliada.

Como en todas las batallas (y en todas las épocas), los problemas de los dirigentes desencadenan las desgracias. En este caso, dos reyes, Hinchacarrillos, rey de las ranas, y Hurtamigas, rey de los ratones, tienen un encontronazo que acaba con la muerte del rey ratón. Semejante ratonicidio no puede ser pasado por alto. La tensión bélica crece entre los dos bandos y acabará desatándose la guerra.

Tratándose de un conflicto entre ranas y ratones podría pensarse que los dioses olímpicos pasarían olímpicamente del asunto. Pero no, Zeus y compañía no solo no se desentienden, sino que tomarán parte activa en el desenlace de la batalla.

La Batracomiomaquia es un texto rico en lecturas. Para los conocedores de la obra de Homero, funciona como una divertidísima parodia de la batallas narradas con estilo épico, con sus epítetos, sus fórmulas y la sucesión de interminables sintagmas. Pero lo que ha convertido a este texto en un clásico que resiste el paso de los siglos no son solo sus rasgos paródicos, sino el profundo antibelicismo que rezuma. Si una guerra entre ranas y ratones nos parece absurda, es quizá porque todas las guerras, al margen de quien combata, lo son.

La Batracomiomaquia ilustrada por Theodor Kittelsen

La Batracomiomaquia ilustrada por Theodor Kittelsen

Theodor Kittelsen (1857-1914) es uno de los ilustradores más populares en Noruega. Aunque en este caso sus dibujos acompañan a una obra grecolatina, las ilustraciones que hicieron de Kittelsen un artista muy querido en su país no están relacionadas con la Grecia antigua, sino con el folclore nórdico, especialmente con los cuentos de hadas.

En las ilustraciones de la Batracomiomaquia, realizadas entre los años 1884 y 1885, Kittelsen consigue plasmar las dos vertientes del texto, la épica y la paródica, llevándonos sin transición del humor a la violencia más salvaje. Con un trazo lleno de movimiento, que alcanza su clímax en las ilustraciones de protagonista colectivo, recrea la batalla dando un tratamiento naturalista a los animales, lo que, combinado con el absurdo de algunas situaciones, alimenta el delirio bélico de esta tragicómica batalla.

A pesar de la estupenda calidad de las ilustraciones, Kittelsen no tuvo suerte con este proyecto: no encontró un editor que apostara por sacar a la luz su Batracomiomaquia en forma de libro. Las ilustraciones fueron compradas por un coleccionista sueco, Pontus Fürstenberg, quien las legó a su muerte al museo de arte de Gotemburgo.

Desde Babar, intentamos que Kittelsen se encuentre un poco más cerca de cumplir su deseo, con la publicación de la Batracamiomaquia en forma de ebook. Para la edición del texto hemos partido de una traducción contemporánea de las ilustraciones creadas por el artista noruego. Se trata de una traducción publicada en 1887 por el erudito Jenaro Lenda Mira (1816-1893), bibliotecario jefe de la Biblioteca Nacional.

Animamos a todos a disfrutar del trágico destino de las huestes del rey Hurtamigas, líder de los ratones, en feroz combate con los ejércitos del rey de las ranas, Hinchacarrillos.

Batracomiomaquia

  • Descarga gratis el libro Batracomiomaquia en formato ePub o Mobi

Bibliografía y links de interés

Himnos homéricos. Batracomiomaquia. Pseudo Homero. Edición bilingüe. Introducción de Lucía Liñares. Traducciones y notas de Lucía Liñares y Pablo Ingberg. Buenos Aires: Editorial Losada, 2007. Una magnífica edición, con el texto en griego y su traducción al castellano, intentado mantener no solo en contenido, sino también la forma métrica.

En la Wikipedia, artículos sobre la Batracomiomaquia y también sobre Theodor Kittelsen.

The battle of the frogs and mice by rendered into English by Jane Barlow . Pictured by Francis D. Bedford. Londres: Methuen, 1894. Una edición online de esta obra se puede consultar en la Open Library.

Abundante material gráfico en el blog alemán batrachomyomachia.blogspot.com.

Notas

* Del griego antiguo βάτραχος, ‘rana’, μῦς, ‘ratón’, y μάχη, ‘batalla’. (Volver)

** Existen diversas teorías acerca de la autoría del texto, pero casi todas ellas tienen en común el aceptar que la Batracomiomaquia es una obra posterior a la Iliada y la Odisea. (Volver)

5 comentarios en “La Batracomiomaquia: sangre, sudor y ancas

  1. erica maria
    07/05/2014 a las 20:20

    barbaras estas historias asi

  2. 22/04/2013 a las 17:49

    Gracias por tus palabras, Nacho. No te preocupes, que seguimos buscando textos e ilustraciones para ampliar el catálogo 🙂

  3. eNacho
    21/04/2013 a las 12:28

    ¡Qué maravilla que nos ofrezcáis a los lectores obras de esta calidad! ¿Qué otras joyas con derechos de propiedad caducados preparáis? Gracias mil.

  4. Ele
    08/04/2013 a las 21:48

    Gracias por este tesoro! Que ojalá sigan editando más obras clásicas en formato digital!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *