João

JoaoPaloma González Rubio
Zaragoza: Edelvives, 2019
Premio XIX de Literatura Juvenil Alandar, 2019

A sus diecisiete años, João no ha pasado un solo día entero en tierra firme porque nació a bordo de un velero, el Meltemi, y desde entonces él y su madre viven en el mar y solo se acercan a los puertos para repostar comida y combustible. Cuando él y Miguel se conocen, la visión del mundo de ambos cambia por completo. João, además, se muestra tan ingenuo como puro porque le muestra la importancia de aprovechar al máximo el agua, la comida o la luz del sol y no le interesa la ropa, la televisión o los videojuegos que fascinan tanto a Miguel y a su hermana.

A medida que la relación entre ellos se hace más profunda, Miguel envidia la vida en el mar al margen de las normas y otras obligaciones como estudiar y cumplir un horario en el trabajo, como le ocurre a su madre, y piensa que vivir en un barco es muy divertido.

Sin embargo, João se siente muy solo y vacío en el velero y está decidido a descubrir qué significa vivir en tierra firme y, a pesar de las reticencias de su madre, arreglan papeles y se dispone a vivir su sueño sin renunciar del todo al mar.

Aunque Miguel y su hermana Inés no saben nada de él durante mucho tiempo, siempre mantienen la esperanza de verlo de nuevo. La huella que ha dejado João en los dos hermanos es tan fuerte que se niegan a olvidarlo y, cuando por fin todo apunta a que el encuentro está próximo, la tragedia estalla para recordarles la advertencia de João sobre el peligro de vivir con lastres y que el mar no permite que le arrebaten lo que le pertenece.

Una historia que pone en contraste la libertad frente a lo absurdo de muchos hábitos, el despilfarro y la rigidez de las normas sociales desde el punto de vista de un joven de corazón puro que deja una profunda huella en todo aquel que lo conoce.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *