Ilustrarte, una escuela de ilustración dedicada al mundo del libro infantil

Dos ilustradores de libros infantiles, Nati Rodríguez y Rafa Vivas, llevaban tiempo haciéndose la misma pregunta: ¿Cómo transmitir nuestra pasión por la ilustración y el libro infantil? De esta pregunta surgió ILUSTRARTE, la primera escuela de ilustración dedicada al mundo del libro infantil.

Comenzaron sus actividades hace unos meses, en julio de este mismo año, y ya cuentan con un calendario repleto de talleres para este curso.

“¿Y a quiénes van dirigidos vuestros cursos?”, les preguntan. “Los talleres se dirigen a todos los que les interese el mundo del libro, la creatividad, la expresion gráfica, el uso del color…”. La fórmula que utiliza ILUSTRARTE es totalmente novedosa puesto que la mayor parte de sus programas se desarrollan en pequeños hoteles con encanto, en las cercanías de Madrid, en estancias de fines de semana y semana completa.

“También tenemos programas para compartir con los más pequeños. Nuestros talleres de Adultos y Niños están teniendo muy buena acogida por permitir a tíos, abuelos, padres, etc., disfrutar un fin de semana en familia realizando con ellos una actividad creativa. ¡No se olviden que en estos talleres los mayores también dibujan!”.

Paloma, profesora de Economía de una conocida Universidad de Madrid, nos habló de su sorpresa al asistir a uno de sus talleres, a los que llegó por recomendación de un primo suyo: “Ahora veo los libros ilustrados de otra manera. Creo que me he contagiado”, nos dice. Y es que en los Talleres de ILUSTRARTE participan ilustradores profesionales que comparten su particular visión del libro infantil, la ilustración y el arte, con los grupos, siempre reducidos, de asistentes a estos programas.

Una de las ventajas que tiene asistir a los Talleres de ILUSTRARTE es que no hace falta saber dibujar. “Ilustrar un cuento no significa hacer un dibujo perfecto, sino únicamente tener una buena idea para representar lo que quiere contarnos el autor”, nos explican. “Luego, en función de cada participante, se podrá hacer un dibujo más o menos elaborado, pero esto no es lo importante … se puede ilustrar un libro con cuatro líneas y dos colores”, asegura.

Uno de sus objetivos es la difusión del libro infantil  y de la ilustración como expresión artística para que más personas puedan disfrutar y apasionarse con ellos. Ilustrar un texto infantil, acompañado por profesionales y rodeado de personas a las que les une una afición común, resulta de lo más gratificante. Álvaro, psicólogo bilbaino y alumno de uno de estos talleres, lo resume de esta manera: “no hay mejor forma de desconectar de nuestras rutinas que apuntarse a actividades diferentes a las que estamos acostumbrados. La experiencia de haber venido aquí ha resultado de lo más estimulante”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *