Futuros peligrosos

Futuros peligrososElia Barceló
Zaragoza: Edelvives, 2012

Afortunadamente, los lectores todavía podemos encontrar pequeños tesoros escondidos entre las baldas de librerías y bibliotecas tan llenas de best-sellers de moda; este ha sido para mí el caso de Futuros peligrosos de Elia Barceló, un conjunto de relatos cortos que arrancan de escenarios de un futuro relativamente cercano que a priori se antojan imposibles y que incluso resultan repulsivos, pero que si son sometidos a una mínima reflexión crítica demuestran tener una base real mucho mayor de la que nos gustaría admitir: una sociedad en la que ricos viejos del primer mundo pueden rejuvenecer comprando literalmente el cuerpo de jóvenes pobres del tercer mundo, en la que otros viejos no tan afortunados son recluidos en geriátricos en los que cualquier rastro de libertad individual, por pequeño que sea, es una utopía. Un mundo en el que los poderosos pueden clonar su propio cuerpo para morir y resucitar una y otra vez o en el que los reality-shows llegan a unos extremos en los que la ética queda difuminada dentro del espectáculo, todo ello con la máxima aceptación por parte de concursantes y espectadores.

Estos futuros alternativos, denominados “peligrosos”, merecerían también el calificativo de “inquietantes” o “desasosegantes”, porque produce inquietud y desasosiego comprobar que muchas de las situaciones del libro empiezan ya a asomar la patita en nuestra realidad cotidiana, que incluso a alguna se le puede aplicar aquella expresión que reza “el futuro ya está aquí”, como sucede en el relato titulado El hombre de cristal. Cambiar el destino o seguir adelante está en nuestras manos, es nuestra responsabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *