Estudio de bibliotecas escolares 2005

La Fundación Germán Sánchez Ruipérez y el Instituto Idea han presentado el Estudio sobre Bibliotecas Escolares 2005, fruto del análisis de más de 16.000 alumnos y 3.800 profesores de 400 colegios.

Las bibliotecas escolares españolas, bajo mínimos

  • España no cumple las recomendaciones de organismos internacionales en lo que se refiere a espacio, dotación de libros, equipamiento tecnológico, actualización de los fondos bibliográficos, presupuesto y personal para las bibliotecas escolares
  • Los países más desarrollados de Europa cuentan con una red de bibliotecas escolares más numerosa, mejor dotada y más utilizada por los alumnos

Las bibliotecas escolares de los centros educativos españoles se encuentran entre las peores de Europa en casi todos los aspectos por los que pueden ser evaluados estos espacios. Así, tanto por número de bibliotecas, fondos bibliográficos y documentales y actualización de los mismos, medios tecnológicos y acceso a Internet, utilización de la biblioteca por alumnos y profesores, como por presupuestos disponibles para la mejora de las infraestructuras y de las colecciones nuestro país ocupa el “farolillo rojo”. Ásta es una de las conclusiones del Estudio sobre Bibliotecas Escolares 2005, presentado por la Fundación Germán Sánchez Ruipérez y el Instituto Idea y que ha sido elaborado a partir de la realización de entrevistas a 16.000 alumnos y 3.800 profesores de 400 centros educativos de primaria y secundaria de toda España.

Situación de las bibliotecas escolares en España
Centros que disponen de biblioteca central 80%
Bibliotecas con más de 10 documentos por alumno (recomendación IFLA/UNESCO) 28,2%
Bibliotecas con más del 60% de documentos de consulta y conocimiento (recomendación IFLA/UNESCO) 8,8%
Bibliotecas que cuentan con prensa y revistas en sus colecciones 67%
Centros que no disponen de presupuesto específico para biblioteca 51%
Bibliotecas bien equipadas en el área tecnológica (ordenadores, acceso a Internet, etc.) 8,7%
Responsables de biblioteca que dedican una hora diaria o menos a esta tarea 62,8%
Centros que no ofrecen préstamo individual a domicilio 25%
Centros en los que no existen servicios de información (novedades, guías de lectura…) 80%

En España, el 20% de los centros no dispone de biblioteca central y en el 40% de aquéllos en los que sí existe biblioteca los propios centros educativos reconocen que ha habido una evolución insuficiente de este espacio, lo que impide su funcionamiento adecuado. Menos del 30% de los centros cumplen la recomendación de los organismos internacionales de referencia (IFLA/UNESCO) que aconsejan que una biblioteca escolar debe contar con al menos diez documentos por alumno. El porcentaje de centros que afirman cumplir las recomendaciones en relación con el contenido de las colecciones y contar en su colección con más del 60% de los documentos de consulta y conocimientos se sitúa por debajo del 10%. No obstante, el 67% de las bibliotecas cuenta con revistas y prensa, el 60% tiene vídeos, diapositivas, discos, casetes y más del 40% cuenta con CD-Rom y DVD.
Otro de los aspectos que destaca el informe es el poco tiempo disponible por parte de los responsables de las bibliotecas. Según el estudio, es uno de los factores determinantes que condiciona la apertura de estos centros. En más de la mitad de las bibliotecas analizadas, el responsable dedica menos de cinco horas semanales, por lo que la mayoría de ellas no están abiertas fuera del horario lectivo.

Además, sólo el 50% de los alumnos afirman utilizar la biblioteca en horario escolar. También la frecuencia de visitas de los profesores a la biblioteca para consultas relacionadas con la docencia es escasa.

Las valoraciones de los profesores en relación a los aspectos mejorables de la biblioteca se centran en el presupuesto, el uso por parte de los alumnos y de los profesores y la existencia de un plan continuado de biblioteca. Los alumnos, sin embargo, prefieren la dotación de ordenadores, de conexión a Internet y de documentos electrónicos.

El estudio incluye también un capítulo en el que se señalan los avances que se han producido en estos últimos quince años, subrayando el interés de las Administraciones educativas y los planes que muchas de ellas han elaborado, además de destacar la modernización de algunas bibliotecas, la presencia de distintos soportes y el tratamiento automatizado de los fondos. También se han apreciado mejoras en la cooperación con otras bibliotecas públicas y se ha constatado un incremento de los programas de formación.

Establecer un programa de bibliotecas escolares que se desarrolle y complete en el tiempo de aplicación de la LOE y asegurar los medios suficientes para que las bibliotecas escolares estén abiertas por la tarde y los fines de semana son algunas de las recomendaciones que se formulan en el Estudio sobre Bibliotecas Escolares. Se aconseja también que el responsable de la biblioteca tenga al menos una dedicación semanal de quince horas y que ejerza esta función de forma estable, además de la creación de centros coordinadores o servicios de apoyo técnico y tecnológico para las bibliotecas escolares y reforzar el trabajo en común de las bibliotecas escolares con las redes de bibliotecas públicas. El estudio sugiere constituir, como uno de los principales objetivos de la mejora de la educación, la creación en cada escuela de comunidades de lectores que fomenten el uso de las bibliotecas, tanto entre alumnos como entre profesores.

El Estudio sobre las Bibliotecas Escolares 2005 ha sido elaborado por el Instituto Idea bajo la dirección de Álvaro Marchesi, ex secretario de Estado de Educación, y la coordinación y el patrocinio de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez entre junio de 2004 y septiembre de 2005. La muestra objeto del estudio ha estado compuesta por 401 centros, 3.848 profesores y 16.056 alumnos procedentes de distintos niveles educativos y Comunidades Autónomas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *