Entrega de los premios SM

La Princesa de Asturias entregó el Premio de Literatura Infantil El Barco de Vapor a la pareja formada por los autores Ana Isabel Conejo y Francisco Pelegrín (los de la serie La Llave del Tiempo) y del Premio de Literatura Juvenil Gran Angular el escritor y periodista Fernando Marías, dotados con 100.000 euros cada uno, con motivo de la celebración del 30 aniversario de estos galardones.

Durante la entrega de los galardones, doña Letizia destacó el valor de la lectura en la educación de los niños ya que es «una herramienta para crecer como seres humanos libres, educados, responsables y cultos». Además, la Princesa se unió a la celebración del 30 Aniversario de los premios de SM y subrayó la contribución de la editorial «al gran desarrollo que ha vivido este sector de la producción literaria para niños y jóvenes en nuestro país».

En el acto, celebrado en la madrileña Real Casa de Correos, la Princesa de Asturias, acompañada por la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, el Ministro de Cultura, César Antonio Molina, el Director General del Grupo SM, Javier Cortés, y el Presidente de SM, Juan de Isasa, hizo entrega también de la 18ª edición del Premio Internacional de Ilustración, dotado con 12.000 euros, que este año recayó en el artista oscense Tàssies (Barbastro, 1976) por la obra titulada El nen perdut (El niño perdido).

Así mismo, la gala acogió la entrega del Premio de Literatura Jordi Sierra i Fabra para jóvenes, de la Fundación Jordi Sierra i Fabra, en colaboración con SM, y que está dirigido a autores menores de 18 años.

PREMIOS EL BARCO DE VAPOR Y GRAN ANGULAR
El jurado del Premio Infantil El Barco de Vapor, reunido horas antes de la entrega, decidió que el ganador de esta trigésima edición fueran los coautores Ana Isabel Conejo Alonso y Francisco Javier Pelegrín Martínez, por la obra El secreto de If.

Las motivaciones del jurado a la hora de decidir el ganador de este premio se basaron en la presentación de la obra como «una fantasía actual entroncada en el cuento maravilloso tradicional». Asimismo, resaltaron que es una novela «gozosa de leer» y cuya máxima virtud es «hacer de la búsqueda de la autenticidad su hilo conductor».

Por su parte, el Premio Gran Angular, fallado también hoy en Madrid, fue concedido a Fernando Marías por su obra Zara y el librero de Bagdad. En esta ocasión, el jurado ha decidido premiar esta obra por «su trama apasionada, y la riqueza y profundidad de los valores que transmite», tales como «generosidad, empatía y delicadeza». Por último, destacaron que la obra premiada supone «un firme alegato contra la guerra».

Este año se recibieron un total de 275 originales candidatos al Premio El Barco de Vapor, procedentes de España y Latinoamérica, y el jurado estuvo formado por el escritor Gustavo Martín Garzo, el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, la directora de la revista CLIJ, Victoria Fernández, y dos representantes de la editorial SM: la directora de Publicaciones 6-18 años, Lines Carretero, y la gerente Editorial de Publicaciones 6-18 años, Elsa Aguiar.

Por su parte, al Premio Gran Angular se presentaron un total de 128 originales, y el jurado estuvo formado por la escritora Espido Freire, el filósofo José Antonio Marina y la directora de la Biblioteca de Guadalajara, Blanca Calvo, además de las dos representantes de la editorial SM, Lines Carretero y Elsa Aguiar.

PREMIO INTERNACIONAL DE ILUSTRACIÓN
El jurado del Premio Internacional de Ilustración, reunido en Madrid el pasado 25 de febrero, decidió que el ganador de esta 18ª edición fuera el artista oscense Josep Antoni Tàssies Penella ( Tàssies ) (Barbastro, 1976) por la obra El nen perdut (El niño perdido).

Según consta en el acta del jurado, formado por el filósofo y ensayista Luis Alberto de Cuenca, el arquitecto Jesús Moreno Martínez, el responsable de la librería Robafaves de Mataró, Pep Durán, y como representantes de la editorial SM, Lines Carretero y el director de Arte del Grupo SM, Alfonso Ruano, la obra ganadora fue seleccionada entre las 124 participantes en esta edición por tratarse «de un libro en que el autor demuestra un gran coraje plástico, partiendo de posiciones expresionistas y adaptando todos los -ismos de la modernidad a un estilo enormemente personal, de una gran capacidad comunicativa y muy bien conectado con el texto».

PREMIO JORDI SIERRA I FABRA PARA JÓVENES
La joven zaragozana África Vázquez Beltrán se proclamó el pasado miércoles día 13 de febrero vencedora del tercer Premio Literario Jordi Sierra i Fabra para Jóvenes 2008 con su novela Con vistas al cielo, presentada a concurso con el pseudónimo de Europa .

Vázquez Beltrán nació en Zaragoza el 30 de noviembre de 1990, y se presentaba por primera vez al galardón más preciado de la literatura hispana para jóvenes, dotado con 3.000 euros y la publicación de la obra ganadora en la editorial SM.

Según declaró la joven nada más conocer la concesión del Premio, escribió su novela en verano de 2007, siendo lo más complicado la investigación de la obra, que le llevó varios meses. La novela cuenta la historia de una chica que pasa el verano en casa de su abuela, con sus primos, y conoce a un misterioso joven que la llevará a descubrir el secreto de su familia. A destacar el ritmo narrativo, muy pausado, pero capaz de enganchar a los lectores, y el gran trabajo de ambientación.

El jurado, compuesto por la escritora Elena O'Callaghan, la directora de la revista CLIJ y experta en Literatura Infantil y Juvenil Victoria Fernández, el librero Pep Durán, la gerente editorial de Narrativa Infantil y Juvenil de Ediciones SM, Elsa Aguiar, y Antonia Cortijos como miembro de la Fundació Jordi Sierra i Fabra, debatió en torno a los siete finalistas ya que en su opinión «todos merecían la opción del premio», pero la sencillez y la elegancia de la obra ganadora, así como su gran trabajo de investigación, la hicieron merecedora del galardón.

Mención especial también para el primer finalista, » Tras la imagen de la imaginación «, una novela de ciencia ficción escrita por el más joven de los finalistas, Héctor Sánchez Casas, de Miguelturra (Ciudad Real). A continuación, » El sueño de un lápiz rojo «, de Erea Fabeiro Rey, de Gondomar (Pontevedra), que destacó por su calidad humana y » Sonríe, Damien «, por su extraordinario pulso policial, obra de Oihan Iturria Jimeno, de Zizur Mayor (Navarra).

Al premio Jordi Sierra i Fabra se han presentado este año 63 novelas o conjuntos de relatos o cuentos procedentes de toda España, así como de Colombia, Argentina y México. Desde la Fundació Jordi Sierra i Fabra se quiso destacar la maestría narrativa o el ingenio de muchas de las obras, y el dato de la mayoría de autoras entre las obras presentadas: 44 chicas y 19 chicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *