Enigmas

Enigmas (Beatriz Martín Vidal)Beatriz Martín Vidal
Barcelona: Thule, 2016

Los amantes de la ilustración estamos de enhorabuena, y por partida doble. La vallisoletana Beatriz Martín Vidal acaba de publicar con Thule dos álbumes de su autoría (texto e imágenes). Acostumbrados a verla sobre todo trabajando con textos de otros, bien en formato álbum (El pacto del bosque, Caperucita Roja) o bien como libro ilustrado (Birgit, Drácula, El vampiro y otros cuentos…), es una grata sorpresa comprobar cómo su creatividad se dispara cuando se hace cargo del proyecto en su totalidad.

No es la primera vez que Beatriz publica un álbum de este tipo. Ya lo hizo en 2008 con Secrets, su primer libro en solitario, publicado por la australiana Lothian, y aún inédito en España (por el momento). Inédito es también su álbum Bird, que en 2015 vio la luz con la editorial canadiense Simply Read Books. El que ya no tendremos que esperar para ver en España es el que hizo en 2012 con la editorial italiana Logos: Little Red, que ahora publica Thule con el título Caperuza.

Enigmas y Caperuza tienen en común no solo la autoría y el estilo inconfundible de Beatriz, por supuesto, sino también un universo similar: el de los cuentos tradicionales. No obstante, ambos álbumes tienen diferencias en cuanto a su concepto y estructura.

En Enigmas nos encontramos una serie de preguntas sobre personajes de cuentos clásicos, preguntas que no muchos se habían hecho (al menos públicamente), y con las que Beatriz da una vuelta de tuerca a los arquetipos que todos conocemos. Estas preguntas, presentadas en una doble página con un pequeño motivo ilustrado en blanco y negro, se responden en la siguiente doble página, con una gran ilustración a sangre que nos da una posible respuesta al interrogante. Preguntas como estas:

Caperucita Roja
¿Qué encontró?
Qué aprendió en el tiempo
que estuvo allí dentro,
en lo profundo del gran,
gran, gran lobo feroz?

Enigmas (Beatriz Martín Vidal)

Hansel y Gretel
¿Por qué volvieron a casa?
¿Por qué no se quedaron
en la hermosa casita
de caramelo?
¿Por qué creyeron
que no volverían
a abandonarlos?

Enigmas (Beatriz Martín Vidal)

También se pregunta Beatriz si Blancanieves estaba muerta o dormida, cuánto tiempo pasó en ese ataúd de cristal en soledad, si las hermanas de la Sirenita perdonaron al príncipe, si la Madrastra aprendió a ser malvada o era así desde pequeña, si Pulgarcito sintió algún remordimiento por haber provocado la muerte de las siete hijas del ogro… Preguntas a las que, de manera impactante, nos responde de manera gráfica la ilustración que encontramos al pasar la página. Texto e ilustración nunca se tocan, viven en mundos separados, pero al mismo tiempo no pueden existir sin el otro. Las preguntas, por sí solas, son sugerentes, pero incompletas. Las ilustraciones, por otro lado, pueden funcionar como instantes congelados, pero cobran vida de manera silenciosa y explosiva cuando nuestra mente las convierte en historias a partir de los interrogantes que acabamos de leer.

Enigmas, según nos dice la propia Beatriz en la entrevista que le hicimos en Babar hace unos años, “era algo que necesitaba hacer después de haber trabajado tanto sobre textos de otros autores. Consiste en una serie de imágenes, cada una de las cuales se apoya en un texto muy breve. Ese texto define el concepto de cada imagen, le da una interpretación y completa su significado. Su título provisional es El libro de las preguntas. Cada una de las ilustraciones es una pintura al óleo, de modo que el proceso de realización ha sido largo y bastante complicado, pero ahora que casi está terminado, creo que ha merecido la pena apostar por esta técnica”.

Caperuza, como decíamos antes, tiene un concepto bien distinto. Se trata de tres secuencias de imágenes en torno al cuento de Caperucita Roja que reflejan el momento de transformación de la protagonista (“Enrojeciendo”), el encuentro con el lobo (“El juego de las preguntas”) y, finalmente, la lucha y la victoria de la niña sobre el animal (“Escapando”).

Caperuza (Beatriz Martín Vidal)

Secuencia “Enrojeciendo” (Caperuza)

Ya en 2010 Beatriz había ilustrado para Oxford este cuento en la versión de Grimm, y en la entrevista mencionada anteriormente afirmaba: “Había más Caperucitas en mi cabeza cuando terminé el trabajo y me gustaría sacarlas a la luz algún día”.

Si en el caso de Enigmas texto e imagen van de la mano y dan pleno sentido al otro, en Caperuza podríamos prescindir del breve texto que da título a cada parte. No es necesario para entender los tres procesos que ha desgranado Beatriz en estas inquietantes ilustraciones. Unas secuencias que recuerdan gráficamente a la que hizo en Birgit, aunque la transformación tenga un contenido totalmente distinto.

Secuencia de ilustraciones de "Birgit" (El Jinete Azul, 2011)

Secuencia de ilustraciones de Birgit (El Jinete Azul, 2011)

Beatriz Martín Vidal vuelve a demostrarnos con estos dos álbumes que su trabajo va más allá del realismo y de la perfección técnica. Su gran virtud no es la técnica (que también), sino ser capaz de crear un universo mágico, simbólico y lúcido que la distingue y la hace sobresalir. Ha trascendido la representación de lo real para llegar a representar la esencia (misteriosa e inquietante) del imaginario que habitamos.

Caperuza (Beatriz Martín Vidal)

Ilustración de la secuencia “El juego de las preguntas” (Caperuza)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *