El regreso de Peter Pan

Vicente Muñoz Puelles
Ilustraciones de Fernando Vicente
Madrid: Oxford University Press, 2011

El 11 de octubre de 1911 la editorial Hodder & Stoughton publicó por primera vez una novela llamada Peter Pan and Wendy, escrita por James Matthew Barrie e ilustrada por Francis Donkin Bedford. Se trataba de la recreación de la obra teatral Peter Pan; or, the Boy Who Wouldn’t Grow Up (1904), aunque la primera referencia a este niño que no quería crecer la encontramos en la novela de 1902 The Little White Bird. Desde entonces, son múltiples las adaptaciones literarias y cinematográficas, y las referencias a este personaje en la cultura popular, como un símbolo de la infancia y el rechazo al mundo adulto.

Vicente Muñoz Puelles, que ya tiene experiencia en esto de recrear vidas de grandes personas y personajes, se atreve ahora a continuar la historia con El regreso de Peter Pan. Wendy, ya crecidita, se ha casado y ha tenido hijos. Son los años de la II Guerra Mundial y la Batalla de Inglaterra. Los nazis bombardean Londres, y además Hitler está rabioso porque una adaptación teatral de Peter Pan le ridiculiza en el papel de Garfio (interpretado por Alec Guiness). Pero Goebbels, en un alarde de ingenio, encuentra la solución para vengarse de los ingleses: encargar una nueva traducción de la novela a un autor alemán que dé la vuelta a los papeles, y deje a Garfio en buen lugar. El elegido: Erich Kästner, uno de los pocos autores alemanes que presenció la quema de libros en Berlín en 1933, y que tiene un protagonismo central en este libro.

El autor ha inventado una recreación que mezcla elementos de la novela original con otros sacados de su propia cabeza y de la historia del siglo XX, pero que funcionan perfectamente, dejando al lector en la duda permanente de qué personajes y situaciones fueron reales y cuáles no.

Las ilustraciones de Fernando Vicente dejan constancia de esta mezcla sorprendente, inmortalizando a la hija de Wendy atada a un submarino alemán, a Peter Pan enfrentándose a un oficial nazi, a Garfio montado sobre un torpedo como si fuera el mayor T.J. “King” Kong de Teléfono rojo

Un libro delicioso, lleno de referencias y pliegues para explorar, aprender y disfrutar.

Y de postre, un interesante documento que nos ha proporcionado la editorial, el obituario que publicó el diario La Vanguardia con motivo de la muerte de Barrie en 1937. Puedes descargar el PDF en este enlace: James M. Barrie, tejedor de fantasías (La Vanguardia, 1937).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *