El arbol rojo / La cosa perdida

Texto e ilustraciones de Shaun Tan
Jerez de la Frontera: Barbara Fiore Editora, 2005

Desde hace mucho, yo también vengo defendiendo el álbum ilustrado como libro completo para todas las edades. En el caso de los libros que aquí se comentan aún un poco más: si me apuran serían libros a los que se llegaría mejor con unos años ya cumplidos. O sea, libros para jóvenes y adultos. El que sean principalmente libros apoyados en sus ilustraciones, de pocas páginas y tamaño algo más que un folio, no desmerecen, como después veremos, para las inquietudes lectoras de quienes tengan mucho leído y vivido.

Son los dos últimos libros publicados por Barbara Fiore Editora que, recordamos, tiene su sede en Jerez de la Frontera siendo, además, ambos libros impresos en la provincia gaditana. Los dos tienen la firma de Shaun Tan, escritor y dibujante de poco más de 30 años, australiano, y que su afición por la lectura de la ciencia ficción le llevó a unos inicios de ilustraciones fantásticas. Estas ilustraciones han ido tomando forma y calidad de tal manera que libro que publica (bien escrito por él mismo o por otro autor), premio que recibe o, mejor dicho, premios.

También el hecho de tener el gran formato, no tener la tapa dura, y encajar todas las ilustraciones en recuadros, les da a ambas publicaciones un aire de cómic que, no obstante, no lo son ya que la participación de los fondos de las páginas, los tamaños de los recuadros y su distribución en las mismas, y la ausencia de bocadillos hacen que difieran de esa otra forma de narración gráfica. Sin embargo serán unos libros igualmente admirados por los amantes del noveno arte.

En El árbol rojo, Shaun Tan nos hace recorrer un día en la vida de una chica que lo inicia “vacío de esperanzas”. Así nos irá ofreciendo todo lo que ello conlleva: oscuridad, incomprensión, falta de lógica, de comunicación, ver cómo pasa ante si lo bello como inasequible, incluso perderse de uno mismo… pero al final había un motivo para todo, un respiro, una ilusión, un árbol rojo tal y como “lo imaginaste”.

La situación del personaje es tan dolorosa que hace creíbles las metáforas plásticas para representar su abatimiento. Son especialmente impresionantes el zoom de alejamiento del caracol en la espiral para representar la desesperanza, y el caos de grandes buques que rodean la pequeña barca en la que sitúa a la chica para representar esos momentos en los que todos los problemas llegan de golpe.

La cosa perdida tiene, en principio, menos pretensiones respecto a qué contar pero mucho más en cómo contarlo. Aquí se muestran las influencias a las que el autor alude cuando habla de sus favoritos: personajes irreales de El Bosco se mueven por espacios que parecen concebidos por Edward Tufte. La difícil tarea del chico para llevar a la “cosa perdida” que se ha encontrado hasta un lugar con sentido, va a dejar también que el autor eche mano de alguna pintura de Hopper sobre la que montar su escena. No en balde hay mucho de soledad tanto en los cuadros de uno como en el personaje y la tarea del otro. Un trabajo de edición concienzudo y arduo (para repetir toda la atmósfera original pero esta vez en castellano) que se ve compensado con la calidad final lograda.

1 comentario en “El arbol rojo / La cosa perdida

  1. OLISQUEANDO
    07/05/2009 a las 22:09

    Desde http://olisqueando.blogspot.com/

    realizamos reseñas con estilo pedestre y doméstico. Pasate, est¡s invitado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *