Cortázar

CortazarJesús Marchamalo
Ilustraciones de Marc Torices
Madrid: Nórdica Libros, 2017

Las viñetas nos conducen a través de una biografía marcada por viajes, enfermedades que fraguaron su pasión por la lectura, mujeres que transformaron su existencia, autores que apostaron por los primeros escritos, recuerdos de una infancia confusa y, sobre todo, el sabor de las historias que calaron definitivamente en su personalidad y el poético bullicio de aquellas ciudades, como París, en las que Cortázar lector se transformó definitivamente en Cortázar escritor.

La fusión de fragmentos e imágenes de algunas de las obras más icónicas, con un planteamiento narrativo singular y transgresor, en donde la secuenciación fluye guiada por el ritmo del narrador y con apenas presencia de bocadillos, cristaliza en una novela gráfica original que no se detiene en el simple relato de los hechos más importantes que jalonaron la vida del autor.

Cortazar

Marchamalo, maestro en la tarea de diseccionar la trayectoria de escritores inolvidables, y Torices, como en un combate de boxeo, ese deporte que tanto le gustaba, sorprenden al lector en cada round a base de construcciones gráficas sugerentes, alternancia de planos y diseños y una exquisita semblanza que recoge momentos decisivos en la biografía, apoyada incluso en algunas citas extraídas de la inolvidable entrevista -muchos consideran que debería declararse “Patrimonio de la Humanidad”- concedida al periodista Joaquín Soler Serrano en el programa A fondo de RTVE en los años setenta. Una obra magna que permite descubrir todas las aristas de una personalidad irrepetible y acerca su figura a las nuevas generaciones de lectores adolescentes a través del siempre rico y atractivo lenguaje del cómic.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *