Comer un lobo

Comer un loboCédric Ramadier
Ilustraciones de Vicent Bourgeau
Salamanca: Lóguez, 2016

Después de ¡Que viene el lobo!, que ya recomendamos en Babar hace un tiempo, llega ahora, de los mismos autores, Comer un lobo. Álbum para prelectores, a partir de un año, con hoja de cartón, esta vez no estamos ante una historia “interactiva” como en el libro anterior (y en los otros dos títulos publicados también por Lóguez, El libro que duerme y el libro enfadado), en el que el lector tenía que ir girando y moviendo el libro para completar la historia. Esta vez nos encontramos con un nuevo ejemplo de metaliteratura sobre los cuentos clásicos, un género que cada día cuenta con una bibliografía más extensa.

El protagonista de este cuento es uno de los cerditos, que, harto de que el lobo siempre se coma al cerdito (bueno, al menos que lo intente), decide cambiar la historia y cocinar él a su eterno perseguidor. Para ello, necesitará una olla, bastante agua, zanahorias, puerros… Y, por supuesto, el ingrediente principal, un lobo. ¿Habrá alguno en la despensa? El divertido y sorprendente final hará reír a pequeños y a mayores.

Con el mismo tono desenfadado y cómico que los títulos anteriores y una estética muy francesa, Ramadier y Bourgeau vuelven a presentarnos un cuento muy sencillo y divertido. Para que los prelectores puedan acercarse (con o sin la ayuda de sus padres) a historias ingeniosas, diferentes, con chispa, que se salgan de los esquemas tan trillados que pueblan los títulos para estas edades (1-3 años). Ojalá en el futuro lleguen más títulos de los mismos autores, que en la editorial parisina L’Ecole des Loisirs tienen una extensa bibliografía.

Comer un lobo

1 comentario en “Comer un lobo

  1. María del Mar López Delgado
    25/03/2017 a las 12:28

    Por favor comentar ¡Pío! ¡Pío! ¡Qué yo no he sido!
    Pintar-Pintar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *