Clásicos infantiles: Rodari

Observamos, después de fijarnos un poco en las vidas de estos tres autores, que muy atrevidamente clasifico ya como clásicos contemporáneos, una gran inspiración en las fuentes clásicas europeas. Tanto Lobel, como Lionni y Sendak, ofrecen equilibradas y armoniosas composiciones, textos claros y sencillos que ofrecen un orden en el mundo caótico de la infancia, lleno de tendencia al anarquismo y a la desaparición de las fronteras. Resalto esto porque ahora que vamos a adentrarnos brevemente en la obra de dos escritores europeos vamos a observar que su tendencia es, justamente, romper con esta tradición y, cada uno a su manera, ha encontrado un nuevo discurso para niños, con libros que son continuamente releídos, simplemente, como diría Borges, porque les agradan.

El primero de estos escritores –y aquí, además dejamos un poco a un lado los álbumes, para entrar en la narrativa propiamente dicha– es el italiano Gianni Rodari. Rodari fue un maestro de escuela que trabajó algunos años como maestro pero que pronto ejerció el periodismo como profesión. Nació en 1920 en Omegna, Piamonte: su madre era obrera y su padre, que murió cuando él tenía nueve años, panadero. Estas circunstancias y también el hecho de que se tuviera que costear sus estudios de periodismo mientras trabajaba de maestro, o que sus primeras clases particulares las diera a inmigrantes alemanes que huyeron de los nazis, le puso en contacto muy tempranamente con ideas políticas de la izquierda y un militarismo que ejerció como periodista. Muchas de sus crónicas eran firmadas con pseudónimo. Cuando su reputación estaba consolidada y trabajaba en Roma para un periódico fiel a su ideario, le encomendaron –debido a su experiencia como docente y, como él mismo confiesa, por los fragmentos brillantes de fantasía y humor que ya le caracterizaban– que redactara una página dominical para los niños. En 1950 aparece su primer libro infantil, y se impone enseguida como el mejor escritor para niños.

Rodari se toma muy en serio su trabajo como escritor y, en un artículo dedicado a recordar sus inicios en la literatura infantil, cuenta cómo se tomó un mes de vacaciones y se fue al campo a escribir, hospedándose en casa de una familia con la que compartía su proceso de escritura y cada nueva página. Cuenta que la hija del campesino, le despertaba cada mañana al alba con el grito de: “¡Venga, Gianni, estás aquí para trabajar, no para dormir!”. “Así nacieron los primeros dos libros –recuerda–, no en un despacho, sino en un contexto rico en estímulos, en contacto directo con la realidad, con plena libertad para la fantasía. En definitiva, descubrí, un poco por casualidad, un trabajo apasionante que me situaba definitivamente al lado de los niños.” (1)

Incluyo a Rodari un poco atrevidamente en este conjunto de clásicos contemporáneos, justamente, por su concepto de infancia. Rodari nunca olvidó su difícil niñez y, en lugar de recordarla con nostalgia y dramatismo, supo encontrar en la niñez actual un interlocutor válido. Rodari siempre experimentó con los niños sus textos, no de manera complaciente sino con gran autoexigencia: viajaba por escuelas de distintas clases sociales y ciudades, leía sus cuentos, observaba las reacciones y los modificaba.

Uno de sus libros más conocidos, Cuentos para jugar, nació de un programa de radio en la que los oyentes debían escoger los finales de los cuentos entre tres opciones diferentes. Esta espontaneidad, así como que muchos de sus libros fueran recopilaciones de cuentos aparecidos en la prensa, confieren un estilo muy particular en su obra. El tono es espontáneo y recuerda a los narradores y contadores de cuentos, implicando a sus lectores y no olvidando sus reflexiones sobre la sociedad contemporánea –concretamente la industrializada y la de consumo.

En Cuentos por teléfono, publicado originalmente en 1962, aúna la tradición con la modernidad, pues un padre ajetreado se compromete con su hija para llamarla todas las noches y contarle el cuento para dormir. ¿No es una encantadora mezcla casi surrealista? Rodari nunca olvida explotar la fantasía, pues, como a él le gustaba recordar, “es un gran instrumento para conocer la realidad”. Cuando en 1970 le otorgaron el Premio Andersen recordó la importancia de la imaginación: “la imaginación sirve para hacer hipótesis y también el científico necesita hacer hipótesis, también el matemático lo necesita y hace demostraciones por absurdo. La fantasía sirve para explorar la realidad, por ejemplo, para explorar el lenguaje, para explorar todas las posibilidades, para ver qué resulta cuando se oponen las palabras entre sí.” (2)

Las ideas de Rodari, tan refrescantes y reformadoras en su época, fueron usadas ampliamente por grupos de renovación pedagógica. De hecho, él participó activamente en ellos, publicando también libros como la Gramática de la fantasía, donde analizaba los resortes de la creación literaria y brindaba muchas pautas para trabajar la escritura en las aulas. Todavía hoy, su lectura divierte, emociona y activa el imaginario de los niños, no importa su clase o condición. La sabia mezcla de elementos tradicionales –como las retahílas llamadas en Italia filastroche– con fantasía y ludismo muestran cómo supo captar el alma infantil.

Para cerrar la mirada sobre él me gustaría evocar una frase sobre la infancia que es una de mis favoritas: “No hay que olvidar que un niño no es una flecha que va en una sola dirección, sino muchas flechas que, simultáneamente, van en muchas direcciones.”

Notas

1 Gianni Rodari: “Escribir hoy para niños”. En: Educación y Biblioteca, Nº5. Marzo 1990.
2 Citado en: Odette Smith: “Gianni Rodari: valores democráticos, realismo y fantasía”. En: México, Espacios para la lectura 3-4, 1996.

18 comentarios en “Clásicos infantiles: Rodari

  1. Beatriz Sanabria.
    20/06/2012 a las 14:31

    Conocer, estudiar autores como Gianni Rodari,permiten a cualquier padre de familia, educador,una oportunidad de sensibilizarse ante la manera como deberíamos acercar a los niños, a la realidad explorando la imaginación, la fantasía y el derecho que todos tienen ser felices .

    Lo recomiendo a todos educadores o soñadores padres de familia que están posibilitando otra manera de ver el mundo y de acercar los chicos a la lectura y la escritura.

  2. Pingback: Libro de la fantasía, de Gianni Rodari | Revista Digital Justa
  3. Pingback: 30 anys sense Gianni Rodari
  4. Tania León Pérez
    02/11/2010 a las 18:30

    Hola:
    Mi nombre es Tania y me parece genial esta página. Me gustaría y en eso estoy de acuerdo con algunos de los que participan opinando, que se deberían publicar además en ella algunos de estos cuentos, para que los que no los tienen puedan disfrutarlos.
    Gracias y felicidades

  5. Pingback: 23 de octubre « ¿Qué escritor nació el…?
  6. brigitte
    08/07/2010 a las 04:02

    linda tu pagina pero desearian que salgan los resumen de los cuentos escritos a maquina( de cada uno).

  7. Pingback: Efemèrides 2010
  8. Pingback: 30 anys sense Gianni Rodari « Creació d'un món d'emocions
  9. FLOR ELBA GRANADOS
    18/05/2009 a las 21:54

    CONOZCO EL APORTE DE RODARI A LA LITERATURA, ME GUSTARiA QUE SE PUBLICARAN TAMBIEN LOS CUENTOS , TAMBIEN TRAER A BABAR EL ELFANTE Y SU HISTORIA AL LLEGAR A AL CIUDAD.

  10. perú
    06/05/2009 a las 05:26

    Por coincidencia estoy leyendo por primera vez una obra de Rodari: Cuentos escritos a máquina. Qué gran imaginación la de este escritor. Un fenómeno.

  11. Paula
    01/03/2009 a las 10:36

    “le puso en contacto muy tempranamente con ideas políticas de la izquierda y un militarismo que ejerció como periodista.” No será MILITANCIA? Ese error cambia todo el sentido a la frase!

  12. anónimo
    23/02/2009 a las 19:33

    que pagina tan buena

  13. ........................
    18/02/2009 a las 08:21

    hola, esta es una pagina muy buena pero en vez de poner y poner y poner su biografia deberían de poner cuentos. Asi sería mejor para los niños y niñas q los quiera leer.
    pero aun así buena pagina eeeeeeeeeeeeeeeeh

  14. MEYBEL MARCHAN
    07/10/2008 a las 09:38

    QUE BUENA PAGINA LOS FELICITO Y ESPERO SIGAN ADELANTE… DIOS LOS BENDIGA

  15. ALISSON
    03/10/2008 a las 03:13

    ESTA PAGINA ES GENIAL OJALA QUE SIGAN ASI CON LA LITERATURA ADELANTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *