Ciudad de huérfanos

Ciudad de huérfanosAvi
Traducción de Anna Cabeza
Barcelona: Bambú, 2012

¿Qué se le pide a una buena novela de aventuras? Que tenga acción, que el protagonista se enfrente a situaciones adversas y tenga un adversario que le plantee numerosas dificultades, que haya uno o varios misterios que resolver y, en la medida de lo posible, que acabe bien. Partiendo de estas premisas, se puede afirmar que Ciudad de huérfanos es una excelente novela de aventuras porque, además de cumplirlas sobradamente, está muy bien narrada gracias a su ritmo trepidante y a unos personajes claramente definidos; todo esto teniendo siempre en cuenta que lo que busca este tipo de literatura es básicamente entretener y poco más.

El argumento de la historia gira en torno a dos muchachos y una ciudad; los chicos son Maks, un repartidor de periódicos, y Willa, una chica sin familia que sobrevive en las calles como puede, y el entorno en el que se mueven es la Nueva York de finales del siglo XIX, una ciudad que está viviendo una coyuntura económica muy difícil en la que la supervivencia se ha convertido en un ejercicio diario para la mayoría de la población y en la que las diferencias sociales entre ricos y pobres son enormes. En un ambiente tan hostil se desenvuelven unos protagonistas que han de enfrentarse a enemigos muy duros y a situaciones adversas, a lo que se añade el hecho de que ambos parten con dos circunstancias ya de por sí complicadas: son niños y son pobres. Pero sobrevivir y prosperar en las calles no es algo que se pueda conseguir sin inteligencia y de eso andan sobrados. Con semejantes ingredientes, no resta sino recomendar la lectura de esta novela con la garantía de que nadie quedará defraudado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *