Narrativa juvenil

Calvina

Calvina

Con abundantes juegos intertextuales a libros como (y citaré solo algunos) Las Crónicas de Narnia, La Isla del Tesoro, y uno que no podía faltar, Alicia en el País de la Maravillas, Carlo Frabetti nos ofrece otra vez, con Calvina, una historia inteligente donde misterio y diversión se combinan, para hacer más atractiva esta propuesta que le hizo merecedor del Premio Barco de Vapor en 2007 y que fue publicada por Ediciones SM.

No somos los únicos que llevamos este estúpido apellido

Los hermanos Morlevent –Simèon, Morgane y Venise– se han quedado solos, ya que su padre los abandonó tiempo atrás y su madre se ha acabado suicidando; ante semejante situación, los tres deciden buscar familiares directos que puedan acogerlos y se encuentran con dos, Josianne y Barthélemy, hermanos por parte de padre, dos personas completamente distintas puesto que Josianne está bien situada económicamente y tiene un carácter altivo y distante mientras que Bart es un vividor inconsciente y algo irresponsable, aunque resulta encantador.

El faro de los acantilados

Con el abismo de la Guerra Civil como telón de fondo transcurre esta novela ubicada en El Faro, un pequeño pueblo costero del norte de España. Arranca su trama con una misteriosa desaparición, la del maestro, quien de un día para otro sencillamente se esfuma; por supuesto, una ausencia tan significativa no puede pasar desapercibida, y menos para quienes hasta ese momento habían sido sus alumnos; por eso cuatro de ellos, Yago, Blanca, Fátima y David, deciden investigar las posibles causas de semejante hecho y, lo que es más importante, averiguar qué ha sido de él.

Tras el cristal

Tras el cristal

Un conductor de autocar que tiene una secreta obsesión relacionada con la novela Moby Dick, una mujer ya madura que ha dejado pasar la vida sin prestar atención a detalles que habrían podido darle la ilusión que perdió, un ciego vendedor de cupones que descubre la fugacidad de la vida a partir de la muerte repentina de un desconocido, una chica a la que el azar lleva al borde de la muerte y también a la salvación, un anciano que recibe cartas que le ayudan a conservar la memoria, una pareja que revive emocionadamente su vida en común, un barítono que revive en soledad su última interpretación o el dependiente de una tienda de ropa que sabe interpretar la vida de los demás fijándose en su aspecto y su comportamiento y que alberga en su interior un deseo incomprendido y oscuro son algunos de los personajes que pueblan las páginas de esta novela, compuesta por once relatos que constituyen un ejemplo de lo que se denomina intrahistoria, es decir, la vida cotidiana de la gente común y corriente que compone la base de la gran historia de los pueblos.

Las eternas

Las eternas

Ambientada en la Venecia de principios del siglo XX, Las eternas es una novela que mezcla el misterio con el romanticismo, la estética steampunk con un ambiente de estilo victoriano, todo ello en Venecia, una ciudad tan atractiva y adictiva cuando se muestra sofocada por el sol como cuando es devorada por la bruma, y que se convierte en protagonista justo y necesario para apreciar la totalidad del argumento.

Esta, la vida

Esta, la vida

Hasta terminar de leerla, nunca había podido imaginar que esta novela dedicada a describir la lucha cotidiana de los animales de la sabana africana por sobrevivir pudiera ser tan adictiva y absorbente, que pudiera leerla con el mismo interés con el que lo haría si se tratara de una historia de acción protagonizada por un cazarrecompensas y un fugitivo; afortunadamente, la realidad es muy capaz de superar las mayores expectativas y este libro, cuyo argumento gira en torno a las vivencias de un leopardo hembra y un joven impala macho, lo consigue.

Alí y Nino

Alí y Nino

Cuando abro un libro y me dispongo a leer es porque secretamente espero que la lectura me transforme, me emocione y me haga crecer hacia adentro. Indiscutiblemente hay historias que lo hacen y que, mientras pasan por mí, mientras me atraviesan, van dejando huellas. Historias que jamás pasan de moda, que mal que nos pese siguen siendo rigurosamente actuales. Alí y Nino se publicó por primera vez en Alemania en 1937; eran años turbulentos en los que se estaban trazando fronteras. ¡Vaya, igual que hoy día!

El horror de Dunwich

El horror de Dunwich

Algo tiene el noreste de EEUU (estados como Nueva York, Massachusetts, Maine) que ha inspirado relatos espeluznantes de autores como Lovecraft o Stephen King. Lugares reales (Hydesville, Salem), e imaginarios (Dunwich, el río Miskatonic o Arkham) son tan sonoros y sugerentes que basta dar un paseo virtual por alguna de las angostas carreteras que los recorren para que la imaginación eche a volar.

Terror en la red

Terror en la red

Todo el mundo sabe que un cuchillo no es intrínsecamente bueno ni malo, que la diferencia en su consideración estriba en el uso que se le dé, cortar pan o rebanar un pescuezo; lo mismo sucede con la red, aunque lo paradójico en ella es que lo mejor y lo peor vienen a ser la misma cosa, que es prácticamente incontrolable. De este tema tan presente en nuestra vida diaria trata Terror en la red, una novela repleta de acción y suspense en la que Facebook se convierte en un arma de destrucción masiva en manos de alguien que, de nuevo paradójicamente, pretende acabar con todo rastro de tecnología por considerarla maligna; y, lógicamente, los más débiles, los más sugestionables ante la fascinación de un elemento de comunicación global son los más jóvenes, que se convierten aquí en objetivo prioritario de una secta de nombre Koruki-ya, capaz de llegar al asesinato ritual para lograr sus fines.

Carolina

Carolina

Yo quería escribir un comentario sobre el penúltimo libro que he leído como suelo hacerlo siempre, inmediatamente después de terminarlo, cuando aún están frescas las emociones que me llevan al teclado. Con Carolina no pude. Quizá sea la sencillez con que está contada la historia en primera persona. Tal vez porque la propuesta narrativa se asemeja a las interminables redacciones que nos hacían escribir los profesores en el instituto; o puede que haya sido la dureza simple de algunos pasajes, o la soledad interior que no solo se narra sino que se siente al leer… Tal vez fue el cúmulo de situaciones relatadas, no lo sé, pero casi llegando al final comencé a llorar y no pude detenerme hasta mucho más tarde de cerrar el libro.

La corona tartesia

La corona tartesia

Situada en el siglo V de la Era Cristiana, La corona tartesia es continuación de una saga –cuyas dos primeras partes son El sello de Eolo y La tabla esmeralda– protagonizada por una familia que se convierte en testigo del esplendor y la decadencia del Imperio Romano y que presenta como factor común a los tres títulos los inicios y el posterior desarrollo del cristianismo.

Kipling ilustrado

Kipling ilustrado

Este lujoso volumen de gran formato, cuidada edición e impresión, y una cubierta que creemos que no hace justicia al contenido, se publicó con motivo de la exposición que tuvo lugar en el Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad (MuVIM) el pasado año 2011. Además, fue galardonado con por el Ministerio de Cultura con el Premio a los Libros Mejor Editados de ese año en la categoría de literatura infantil y juvenil.