Álbum ilustrado

El arenque rojo

El arenque rojo

El arenque rojo es un libro peculiar. Es ideal para aquellos que nos podíamos pasar horas entretenidos buscando a Wally incluso después de haberlo localizado. En este caso no hay que buscar a un señor con un jersey a rayas y un gorro, sino a un arenque rojo en medio de un parque… Sí, sí: un arenque paseando por un parque en medio de una ciudad… Como he dicho, es un libro peculiar.

Mi amor

Mi amor

El cuento, ideal para ir a dormir, es perfecto para inculcar seguridad en los más pequeños. Porque la mayor seguridad de la vida la da el saber que tu madre, pase lo que pase, seas quien seas, hagas lo que hagas… te querrá siempre. Es bueno recalcar que, hasta cuando estamos enfadados, les queremos. Que, hasta cuando no estamos con ellos, les queremos. Que les queremos siendo buenos, siendo “malos”, siendo valientes, cobardes, charlatanes, callados.

Comer un lobo

Comer un lobo

Después de ¡Que viene el lobo!, que ya recomendamos en Babar hace un tiempo, llega ahora, de los mismos autores, Comer un lobo. Álbum para prelectores, a partir de un año, con hoja de cartón, esta vez no estamos ante una historia “interactiva” como en el libro anterior (y en los otros dos títulos publicados también por Lóguez, El libro que duerme y el libro enfadado), en el que el lector tenía que ir girando y moviendo el libro para completar la historia. Esta vez nos encontramos con un nuevo ejemplo de metaliteratura sobre los cuentos clásicos, un género que cada día cuenta con una bibliografía más extensa.

Abrázame

Abrázame

Felipe es un pequeño cactus, el más joven de una larga estirpe de cactus importantes, asentados en su parcela, que le dan importancia a la apariencia y al status. Pero Felipe no consigue empatizar con eso, porque el pobre Felipe solo quiere que alguien le dé un abrazo. Pero, ¡ay!, ¿quién va a abrazar a un cactus?

El viaje de mamá

El viaje de mamá

Mamá se va de viaje. Se quedan papá elefante y bebé elefantito “solos”. Ayudan a mamá a hacer la maleta (el pequeñín se mete en ella en un intento de ir con su mamá), la acompañan al aeropuerto (tiernísima la imagen de la trompa de la mamá enlazada con la de su pequeño en el trayecto en coche), la despiden y regresan a casa, a una casa que, en poco tiempo, ya ha cambiado, “ya no huele a flores”.

Enigmas

Enigmas (Beatriz Martín Vidal)

Los amantes de la ilustración estamos de enhorabuena, y por partida doble. La vallisoletana Beatriz Martín Vidal acaba de publicar con Thule dos álbumes de su autoría (texto e imágenes). Acostumbrados a verla sobre todo trabajando con textos de otros, bien en formato álbum o bien como libro ilustrado, es una grata sorpresa comprobar cómo su creatividad se dispara cuando se hace cargo del proyecto en su totalidad.

Monstruos asustadizos y lectores sin miedo

El monstruo de colores (Anna Llenas)

En la actualidad, muchos de los álbumes ilustrados protagonizados por monstruos tienen como objetivo eliminar los miedos que dieran origen a estos seres, de modo que la identidad del monstruo sufre cambios radicales, acercándolo a la realidad del propio niño y llegando a representarlo como un igual. En este artículo hemos elegido cinco álbumes publicados en los últimos años protagonizados por monstruos desmitificados y contemporáneos.

Es así

Es asi

Cada cierto tiempo me descubro, en un gesto reiterativo y un poco inconsciente, hojeando una y otra vez las páginas de Es así. Digo hojeando, y no leyendo, porque eso es precisamente lo que hago, pasar y pasar las hojas, mirarlas y tocarlas, a veces en orden y otras no, a veces leyendo fragmentos y otras no, pero siempre con el gesto contemplativo del que espera que algo se revele.

Akim corre

Akim corre

Este interesante álbum de la artista belga Claude K. Dubois nos acerca en primera persona una realidad que por desgracia se ha convertido ya en algo habitual: la guerra, las consecuencias que tiene en la población civil, en los niños, en las familias, y el éxodo de refugiados y víctimas de conflictos armados. Se publicó en Francia en 2012, un año después de que comenzara en Siria la guerra civil y la crisis de los refugiados de ese país.

El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza

El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza

El topo, un poco corto de vista, vive tranquilamente en su madriguera hasta que un día, al salir de esta, una gran cosa marrón le cae en la cabeza. Muy indignado, decide investigar quién ha sido el animal culpable de aquella atrocidad. Su investigación hace que vaya investigando cómo son los excrementos de los diferentes animales que encuentra hasta dar con el culpable y ejecutar su tan discutible venganza.

Un cuento lleno de lobos

Un cuento lleno de lobos

Verdaderamente este cuento está lleno de lobos, de eso no cabe duda. De todos los tamaños, formas, colores y… materiales: ¡hay hasta lobos de piedra o de metal! Y están todos encerrados dentro de este libro, deseando encontrar algo de comida para Lobo Tragón, que está tan hambriento que se comería hasta las palabras de su propia historia… si no fuera porque las letras están duras y saben a pintura, claro.

¡No funciona la tele!

No funciona la tele (Glen McCoy)

Pepa León está obsesionada con su tele, para ella es todo su mundo. Le encanta todo lo que echan, tiene unos trescientos programas favoritos. No necesita nada más, no tiene amigos (excepto su perro Barriga…), no sale a la calle, porque la tele es suficiente. Pero ¿qué pasa cuando una mañana al levantarse la tele está fría y su pantalla oscura? ¡Se va a perder sus programas favoritos de la mañana! No le que queda otra que encontrar a alguien que la repare, así que sale en su busca, con su tele y acompañada de su fiel Barriga. Lo que Pepa no se espera es el mundo brillante que hay fuera, mucho más brillante que cualquier pantalla de televisión.