Carlos Mosteiro gana el premio O Barco 2006

Carlos Mosteiro (Santo André de Xeve, Pontevedra, 1955) se hizo con la vigésimo segunda edición del Premio O Barco, dotado con 6.000 euros, con la novela Unha bruxa ben rara.

El jurado, formado por Xavier Senín, catedrático de Bachillerato, Manuel Figueiras, especialista en Literatura Infantil y Juvenil, e Isabel Soto, crítica literaria y traductora, señaló que la novela ganadora «destaca por su dinamismo, su agilidad y su originalidad al dar la vuelta a muchos de los tópicos acerca de las brujas».

«Destacan también los constantes cambios en el punto de vista narrativo en el que el autor implícito juega el papel de personaje en clave lúdica buscando la complicidad de los lectores. Por último, destaca la inclusión de recursos estilísticos como la ironía, los dobles sentidos y el humor», según explica el acta del jurado.

Carlos Mosteiro, que se define a sí mismo como «lector antes que autor», explicó que ésta es «la historia de una bruja que es buena, y no solo eso, sino que es tan buena que los niños empiezan teniéndole miedo pero acaban abusando de ella. Esto se convierte en una vergüenza para las brujas que deben ser malas y es juzgada por el Gran Consejo de la Brujería, que no puede tolerar su comportamiento».

El autor añade que «cuando desaparece la bruja, los niños que se aprovechaban de ella comienzan a echarla en falta y organizan una expedición para ir a buscarla. Llegan a una cueva y encuentran bajo tierra un mundo subterráneo», que según Mosteiro es «un homenaje consciente a Alicia en el país de las maravillas» ya que en su opinión es «un libro magnífico».

En este mundo de fábula, los niños «viven todo tipo de aventuras y encuentran a unos personajes que se unen a ellos en la búsqueda de la bruja. El final lo reservamos para los lectores…», concluye el autor.

La Fundación SM, que convoca este galardón desde 1984, ha decidido aumentar su dotación hasta los 10.000 euros para potenciar la creación de literatura infantil y juvenil en gallego, que fomente el gusto por la lectura, y transmita unos valores humanos, sociales, culturales o religiosos que ayuden a construir un mundo más digno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *