Buenas noches, Gorila

Buenas noches, GorilaPeggy Rathman
Ilustraciones de la autora
Ediciones Ekaré, Caracas 2001

Peggy Rathman escribió este libro en 1992 como parte de las actividades que realizaba en la escuela Otis Parsons, un taller de escritura e ilustración de libros para niños en Los Ángeles. Se publicó dos años más tarde, y fue incluido en la lista de “Notable Children books” de la ALA (American Library Association) en 1994. Además de este galardón, ha sido seleccionado por el magazine “Horn Book” y por la Biblioteca Pública de Nueva York, que en 1995 lo seleccionó como uno de los 100 títulos de la campaña “Reading and sharing”.

La historia responde a un recuerdo infantil, según reconoce la propia autora: cuando ella era pequeña y jugaba en el verano con sus amigos, en la calle, muchas veces se quedaban mirando las ventanas de sus vecinos, preguntándose cómo sería entrar en esas casas como si fueran la suya propia.

Y algo así es lo que sucede en Buenas noches, Gorila: el guarda del zoo va a cerrar las puertas, y va dando las buenas noches a los animales, a medida que pasa al lado de cada una de sus jaulas. Pero el gorila, aprovechando el despiste del guarda, le quita las llaves y va abriendo las jaulas de todos los animales, que caminan silenciosamente en fila india tras su cuidador, ignorante de lo que sucede a sus espaldas. Los animales le siguen hasta su casa, y acaban metiéndose en su dormitorio, de donde les tiene que sacar la mujer del guardia, llevándoles de nuevo en procesión hasta sus jaulas. Aunque ese no es el final de la historia…

Un álbum sencillo, con poco texto, que recurre a los “globos” para poner cada frase en boca de su personaje. Hay que destacar en las ilustraciones los detalles que la autora introduce como guiños al lector, y que introducen otro elemento cómico en la historia. Uno de esos detalles divertidos es el pequeño muñeco (a su imagen y semejanza) que cada animal tiene en su jaula. ¿Adivináis cuál es el muñeco con el que juega el elefante? Y también, como viene siendo costumbre en cualquier álbum que se precie, un pequeño y omnipresente personaje (en este caso una rata) arrastrando un objeto a lo largo de todas las páginas del libro. La diferencia es que en este álbum el objeto no sale indemne de la aventura.

Hay otros detalles en los dibujos que permiten que el lector se pasee por cada uno de ellos con paciencia, con calma, saboreando cada guiño, cada elemento de información que nos da la autora y que enriquece nuestro conocimiento de los personajes y del lugar. Cuadros en las paredes, las ventanas de las casas junto al zoológico… La gama de colores, con verdes, rosas y azules, sirve también de nexo entre los distintos ambientes de la historia, ya que las jaulas de los animales y la casa del guardia están decorados con los mismos tonos.

La estructura, de trama “acumulativa” al estilo de muchos cuentos tradicionales, es simpática y va conduciendo la historia con fluidez. Los niños, sin duda, disfrutarán de un título como este, con el que reirán, aprenderán los nombres de algunos animales (aunque no vean un armadillo en su vida…), y tendrán la oportunidad de acostumbrar su mirada a los matices y los secretos que hoy en día tanto escasean en cualquier producto dirigido a ellos.

1 comentario en “Buenas noches, Gorila

  1. Ximena Irais Monroy Reyes
    25/02/2009 a las 00:59

    Buenas noches Gorila.
    Le robo las llaves al señor lova siguiendo.
    Buenas noches Elefante el gorila le abre la puerta y los va siguiendo.
    Buenas noches,Leon.
    Buenas noches,Hiena.
    Buenas noches, Jirafa.
    Buenas noches, Armadillo.
    Se van a la casa del señor y la señora.
    Se metieron a la casa del señor y se acomoradon todos para dormir le dice la señora al señor buenas noches querido.
    buenas noches buenas noches.
    se despierta la señora y se sorprende al ver a todos los animales en su cuarto agarra de la mano al gorila y se los va a dejar al zoologico y dice buenas noches zoologico y se regresa el gorila y el raton buenas noches gorila,zzz…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *