Bolsillo

Pablo Albo
Ilustraciones de Lucía Serrano
Madrid: República Kukudrulu, 2011

Una nueva editorial se asoma al mundo de la literatura infantil, con sede en Colmenar Viejo (Madrid). Se trata de República Kukudrulu, de la que os traemos uno de sus primeros álbumes: Bolsillo, con texto de Pablo Albo e ilustraciones de Lucía Serrano.

Obviamente, este ha de ser un álbum cómico, ya que sus creadores dominan este lenguaje (escrito y dibujado) de maravilla. Y, en efecto, la primera frase ya nos sitúa en un escenario de non-sense: “El día que nos dimos cuenta de que el abuelo no estaba en su sillón empezamos a buscarlo por toda la casa”. La primera ilustración, al estilo de Rue del Percebe, nos presenta a los miembros de la familia (perro incluido) al estilo de Lucía, con multitud de guiños y detalles que en ocasiones hacen referencia a otros libros suyos (como el pequeño submarino amarillo que siempre alegra encontrarse escondido en algún rincón).

La historia continúa con la búsqueda del abuelo perdido en el bolsillo de la bata de la madre, y el hallazgo no solo del abuelo (a trozos), sino de la abuela, a la que todos daban por muerta. Al final de la historia, ambos salen de paseo, cogidos de la mano, felices de haberse encontrado de nuevo, mientras la familia les observa desde la ventana.

El texto posee las cualidades que caracterizan a su autor, reconocido y premiado, y cuentacuentos además de escritor. Diálogos ágiles y muy naturales, ideas disparatadas pero contenidas, y esas enumeraciones que a veces tanto le gusta incluir, influencia quizá de su estrecho vínculo con la literatura oral.

Lucía Serrano, con su talento natural para el humor, resuelve con eficacia esta historia, retratando a los personajes con gracia y personalidad (con un par de trazos es capaz de dotar de enorme expresividad sus rostros), y llenando de encantadores detalles las páginas, algo que ya se ha convertido en marca de la casa, y que los lectores agradecemos.

La única pega que debemos poner a este álbum se refiere a la composición del texto, ya que está centrado en todas sus páginas. En aquellas que contienen solo un par de frases no molesta demasiado, pero en otras con varios diálogos y mayor extensión, es algo incómodo. Por lo demás, un buen libro para arrancar una colección y apostar por buenos contadores de historias.

2 comentarios en “Bolsillo

  1. 28/07/2011 a las 19:52

    Muchas gracias por tu comentario, Mar, y mucha suerte en el proyecto editorial, nos alegra poder difundir el trabajo de nuevas iniciativas como la vuestra.

  2. 28/07/2011 a las 11:27

    La cocodrila se alegra mucho de ver Bolsillo en esta revista (y yo también, claro), le encanta Babar, tuve que explicarle cien veces que no, que el elefante no sabía escribir a máquina, a pesar de eso, no quedó convencida: desde que le enseñé vuestra revista está recibiendo clases de mecanografía por correspondencia.

    Saludos, Mar Benegas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *