Berta Buenafé está triste

Magali Le Huche
Traducción de Marina Huguet
Barcelona: Flamboyant, 2010

«El señor Edmundo también vive en el número 46 de la calle del Aborregamiento, con su perro, Campeón. Su ventana da a la de Berta, aunque ella nunca lo ha visto. Al señor Edmundo le encanta mirar el balcón florido de Berta, pero lo que más le gusta es cuando ella aparece entre las flores…»

En una entrevista que publica la editorial en su blog, afirma Magali: «Para Berta Buenafé está triste… quería crear una historia sencilla. Me gustan las historias sencillas en las que los personajes parecen estar un poco desplazados. Me gustan mucho las historias de Arto Paasilinna, de Jorn Riel o las películas de Kaurismaki, entre otras. A menudo, los protagonistas no son perfectos. Sus defectos o su originalidad los hacen entrañables. Las situaciones normalmente son absurdas, pero parecen justas. Me gustan también las situaciones a veces graves tratadas con distanciamiento y humor. Este tipo de universo me llega mucho. Tenía ganas, con esta historia, de hablar de la depresión y que no resultase triste. Al principio, quería escribir una historia divertida sobre la depresión, ¡hacer que la depresión resultara cómica! Y después quise que la historia se centrara en el momento en que Berta y Edmundo se encuentran».

2 comentarios en “Berta Buenafé está triste

  1. Hoteles Santa Marta 
    24/03/2011 a las 03:17

    La historia se ve magnifica, muy tierna y fantasiosa igual que tu me usan este tipo de historias.

  2. Silvia Fontes
    29/05/2010 a las 17:22

    Gostei muito do livro, muito engraçado. Recomendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *