Ana Zap

Ana Zap (Virginia Brown)Virginia Brown
Ilustraciones de Viviana Garofoli
Argentina: SM, 2013
Premio Nacional de Literatura MEC Uruguay, 2014

Esta novela-diario es el antídoto al hechizo que anuncia Ana Zap en las primeras líneas: “Siento que si no escribo es como si viniera volando una abeja y se quedara atrapada en mi boca. ¿O será que la abeja sale de mi cabeza?”, cuenta la narradora y dueña del diario. Ana está próxima a cumplir diez años y el mundo se llena de preguntas. ¿Por qué no puede actuar como una niña normal? ¿Por qué debe teñir al gato para que no se note que sus padres son brujos?

Los días de Ana transcurren entre ayudar a ocultar el secreto y el deseo de ser común. Entre esas circunstancias, conoce a Fede. La familia del que será su mejor amigo se muda al lado de su casa. Comienza así una amistad entrañable en la que los hechos cotidianos, el tiempo compartido, son los momentos gozosos. Porque si algo deja clarísimo el libro de Virginia Brown es que no hay tarea feliz ni trabajosa que pueda llevarse a buen puerto, si uno está solo. De allí que mantener el secreto de su familia, audicionar para participar en la serie televisiva Amanda Mil o jugar en la plaza siempre es con otro, en un encuentro afectivo. Así, Fede es su forma de ser normal en el mundo. Esta amistad que también conoce de desencuentros, le permite encontrarse en esta tierra que no es apta para los brujos. Porque, después de todo: “¿Hay algo más solo que una bruja sola en el universo?”

La novela-diario se organiza como un diccionario. Todo pasa entre la iniciales de la narradora A-Z. Cada uno de los capítulos-viñetas son el relato minucioso de una serie de aventuras y desventuras que la ayudan a conocerse y a conocer a los otros, incluso a Alicia Silva, compañera que no quiere y que se caracteriza por ser “la mejor”. Ana muestra en su escritura que conoce de dos maneras: escribiendo y aventurándose. Para ella, la vida vale la pena cuando uno se experimenta. De ahí la desilusión que sufre cuando descubre que su heroína de la tele no protagoniza ni una sola aventura, sino que es su doble la que hace todo: “No quería su autógrafo. Quería pensar en algo… en algo para que Amanda Mil tuviera una aventura suya. Eso era mucho más importante que un autógrafo”.

Ana Zap está plagado de momentos poéticos que nos muestran el delgado hilo que nos une como humanos. Todos sufrimos. Todos reímos. Todos nos encontramos y nos desencontramos. No importa la edad que tengamos. Ello se muestra a lo largo de la novela-diario con exquisitas imágenes: “Dudé en salir.Pero es que Alicia lloraba despacito, como cuando llorás de verdad”. La protagonista no teme investigar y hasta aceptar sin más que las cosas suceden, como cuando durante el festejo de su cumpleaños número diez en la playa su padre ve un pingüino muerto: “Fuimos a verlo. Me gustaría que hubiera magia para eso. Creo que papá me leyó el pensamiento, porque me abrazó y me dijo: ‘Hay cosas que no se pueden arreglar ni con magia'”.

Los episodios del libro-diario cobran sentido y se terminan de articular hacia el final cuando ya no es necesario esconder quiénes son porque se puede confiar. Ana es la niña que en el acto de ponerle colores a la nueva línea de ropa de su madre les abre los ojos a sus padres y les muestra que sus identidades no tienen por qué ser un impedimento ni un peso para ser feliz. Porque después de todo, un ser igual a mí, especial, puede que se haya mudado al lado de mi casa. La magia es parte de todos, sólo hay que animarse a vivirla con amor.

3 comentarios en “Ana Zap

  1. Kika
    20/04/2016 a las 13:59

    Virgi soy kika!
    Me encanto tu libro, se trata de una niña que quiere crecer pero dice que no puede porque es una bruja.
    Chau kika

  2. patricia martinez salas
    07/05/2015 a las 14:36

    Me interesan estos libros para seguir inculcando a mi hijo el habito a la lectura.

  3. Kike Gómez
    24/02/2015 a las 12:59

    Muchas gracias por la recomendación! Le echaré un vistazo a Ana Zap en cuanto pueda. Los libros de barco de vapor siempre me recuerdan a mi infancia y me encanta coger alguno de vez en cuando:)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *